Ireneo Filaleteo Cap 13 – 33

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.       AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.
“DEL USO DE UN AZUFRE MADURO EN LA OBRA DEL ELIXIR.”

Capítulo 13 acápite 33

Filaleteo proclama a los cuatro puntos cardinales, que su libro, “La Entrada Abierta al Palacio cerrado del Rey”, lo ha escrito con el propósito de no morir sin prestar una ayuda útil y señera.

En efecto, se propuso que su obra fuera la precursora del Renacimiento de la Alquimia, en el período del Ars. Regia, denominado Elías Artista, a fin de facilitar la Vía  evolutiva trazada por  el Todo Poderoso.

Paracelso dice: “Con este arte, el Señor otorga la sabiduría para mantenerlo secreto hasta la llegada de Elías Artista. Entonces será revelado lo que ha sido ocultado.”

Concluye Ireneo señalando su deseo que toda la gente, que esté preparada, para recibir este Arte- Ciencia, lo practique.

Con todo esto, los Oropeles, Boatos y Joyeles serán poco apreciados, y sólo importará sobremanera el método de atraerlos al plano material mentalmente.

Y, entonces, se podrá apreciar a la Verdad, cara a cara, que es estimable por sí misma.

ANÁLISIS.

Filaleteo anuncia que en su libro “La Entrada Abierta al Palacio Cerrado del Rey”, entrega la Fuente misma de la Sabiduría Divina, para acicatear el despertar del ser humano, para que se realice un gran cambio en hombres y mujeres, y con ello, se produzca una gran transformación, alivianando los pesados bloques de dureza que los cargan y oprimen.

Filaleteo espera que las lecciones que proporciona  cambien el estado de Caos que embarga a la humanidad, por una creciente Luminosidad espiritual.

Ireneo expresa que su más sincero deseo es que los más capacitados se avoquen al estudio y desarrollo de los preceptos alquímicos, para que estos saberes sean absorbidos y proyectados en su vida diaria, para que su abundancia de Oro Espiritual la manifiesten desde su más puro Ser Interior.

Los Adeptos se extasiarán al comprobar sus logros precipitados por su poder interno y con ese extraordinario dominio y potestad, y este estado de conciencia, les harán desvirtuar y rechazar todo lo superfluo, porque si algo les hace falta, tendrán el gran arbitrio de atraerlo a su existencia.

A raíz de este proceso se podrá hablar con verdad y, consecuencialmente, se practicará el real conocimiento, tal como es. Y se instaurará la Verdadera manifestación de lo Divino en todo el quehacer de la Humanidad preparada.

La gran magnificencia del verdadero Oro espiritual se manifestará en los laborantes adelantados. Y tal brillo inmarcesible será reconocido y activado, y también resaltará la importancia de mantener una constante conexión con la Divinidad (Alkahest).

El alquimista tradicional y pintor Jean Perréal, figura a la Alquimia como una mujer joven y desnuda, para destacar que en la labor de Ella, no se requiere de ropajes o elementos extraños al ser humano.

Con lo anterior, resurgirá la Verdad desnuda que es irrebatible, porque nadie podrá poner en duda su veracidad