Ireneo Filaleteo, 1645 Cap.13- I

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB. AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.
CAPÍTULO: 13,

“DEL USO DEL AZUFRE MADURO EN LA OBRA DEL ELIXIR”
ACÁPITE: 1

Ireneo señala:
1. Ya hemos hablado de la necesidad absoluta de trabajar con el Mercurio en todos sus aspectos: Primero como Alkahest, después como Mercurio Coagulado y, finalmente como Mercurio Interno Liberado.

2. Con respecto al Mercurio he trasmitido numerosos secretos, que antes de mí nadie conocía, porque casi todos los libros de alquimia están:
– Llenos de oscuros enigmas.
– De operaciones Sofísticas ( Sofismo: Razón o argumento aparente con que se quiere defender o persuadir sobre lo que es falso – N. de A.L. de V.)
– O, incluso, son depósitos de montones de palabras escabrosas.

3. Verdaderamente, yo no he hecho lo mismo que los antiguos autores, porque he sometido mi voluntad al beneplácito Divino.

4. Me parece que en este último tiempo de este mundo, el Gran Hacedor quiere revelar estos tesoros, y no creo que con estas revelaciones el Arte Real se envilezca y desparezca, porque no puede desvanecerse, ya que la verdadera Sabiduría se gurda a sí misma y eternamente en honra.

ÁNALISIS.
1.- Se sabe que la esencia del hombre y de la mujer es la del Alkahest, o segundo Dios, el que cumple con las órdenes del Dios innominado.
Los mandatos que ha de cumplir el Alkahest están inscritos en un “disco duro” que contiene las disposiciones de todo lo que fue, es y será,
Atendido lo precedentemente dicho, el Alkahest debe estar presente en cada paso de la alquimia, disponiendo de los ingredientes alquímicos, a fin que den origen a un cuerpo cada vez superior, para que se dé cumplimiento con la calidad de cada tramo alquímico.

2.- Dice Filaleteo que, con su trabajo, ha esparcido numerosos secretos del actuar del Alkahest, que antes de él eran absolutamente ignorados.

Resultado de imagen para alquimistas ocultos
Filaleteo recalca que la aparente bruma que interpenetra a los libros sobre el Ars Regia, en el pasado, como en el presente, se debe a una definida intención de hacerlos incomprensibles para los profanos. De este modo antes de lanzarlos a las prensas o como simples manuscritos, los oscurecían atiborrándolos de enigmas indescifrables, incluyendo ejercicios falsos y erróneos, pretendiendo convencer, con argumentos absurdos, la validez de lo inválido, y de palabras difíciles de entender, que no llevan a parte alguna.
No está demás recalcar que Ireneo expuso a sus tratados a la consideración de sus iguales, de forma mucho más clara y expedita, pero no a los ciudadanos y ciudadanas comunes, los cuales, como este servidor que escribe, necesitó de la docta guía de un amigo mucho más inteligente y sabio con respecto al “Sendero de Luz.”

3.- Muchas veces el género humano ha creído estar a las puertas de un acabo- del- mundo. Esto ocurre, más o menos cada mil años,
Hoy, sin perjuicio de lo que revelen videntes como San Malaquías y Nostradamus, parece que algunas religiones hacen evidente que sus discípulos se alejan de los principios luminosos que siempre han pretendido guiarles, y así también las religiones se deterioran y las Instituciones más importantes que deben proteger al género humano, prenden la cizaña y la corrupción más desbocada, hombres y mujeres han perdido su derrotero y dan pasos perdidos alejándose de lo normalmente racional y de la percepción intuitiva, es allí cuando la firme roca del amor, de la comprensión y de la humildad empieza a desgastarse, y lo que un día en luminosa forma instauró un Avatar, es después, con el correr de las centurias debilitado y desvirtuado por sus prosélitos, dejando, cada vez a la humanidad in albis e inane. Aquí es preciso retomar los principios básicos del Arte-Ciencia inmortal que nos ocupa. Porque de lo que se trata es que el Hombre y la mujer, sumidos en un quehacer injusto, frustrante, corrupto y necio, enfile hacia un mundo infinitamente mejor.
No está demás decir que sean cuales sean las condiciones que se imponen en el presente, la Luz, que es un mandato superior, se impondrá siempre sobre la Oscuridad Caótica (Ordo ab chao).

Resultado de imagen para ordo ab chaos
4.- Los preceptos que conforman al Arte Real, como muchas veces lo han establecido los alquimistas clásicos, constituyen una Obra perfecta, su Sabiduría resulta intocada por las oscuras ondas corrosivas de la pasión humana, lo imperfecto del género humano, no puede torcer la mano del Supremo Hacedor, de modo que las unidades que dan lugar al género humano, según sea su lucidez, deberán ajustarse a las reglas fraguadas en el Origen.