Ireneo Filaleteo, 1645 Cap.12- I

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRTZ GOTTLIEB      AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

CAPÍTULO 12:

“DE LA MANERA DE REALIZAR EL PERFECTO MAGISTERIO EN  GENERAL”

ACÁPITE 1.

Ireneo Filaleteo indica que:

  1. Debemos dar acciones de gracias al Dios Eterno. por habernos evidenciado estos Arcanos de la Naturaleza.
  2. Arcanos que ha escondido a los ojos de la mayoría.
  3. Filaleteo afirma que descubrirá fiel y gratuitamente a los demás buscadores, lo que le ha sido dado por este Supremo Dador.
  4. Has de saber, por consiguiente, que en nuestra Operación no existe mayor secreto que la colaboración de las Naturalezas, una sobre la otra, hasta que gracias a un cuerpo crudo se extraiga una virtud muy digerida de un cuerpo digerido.

 

ANÁLISIS.

1.- Ireneo sugiere que lo menos que podemos hacer es formular una eterna acción de gracias al Eterno Hacedor, por permitirnos el acceso a estos Arcanos de la Naturaleza.

2.- Estos secretos han sido ocultados al vulgo, por las siguientes razones:

a. Los alquimistas desconfiaban de los ignaros, en el sentido que no se entregarían y comprometerían con el Arte Real, por no renunciar a sus jaranas, jolgorios y algarabías.  Sin perjuicio de estimar que, en aquél tiempo, el desarrollo mental del bajo pueblo distaba mucho de poder dominar un estudio tan escogido y abstruso.

b. Porque si comenzaban a difundir a destajo sus saberes, se verían expuestos a delaciones que les harían víctimas de la tortura impuesta `por señores poderosos y ambiciosos del Oro que podrían producir nuestros artífices, o llanamente enfrentar al cadalso para perecer por decapitación, horca u hoguera.

3.- Puntualiza Filaleteo que comunicará con veracidad y de balde, graciosamente a los buscadores lo que le ha comunicado el Supremo Hacedor.

4.- Ireneo pone de relieve que, en los pasos de la alquimia, no hay mayor secreto que el auxilio que se prestan dos Naturalezas, la una sobre la otra. Y,  ¿Cuáles son estas dos Naturalezas? La primera Naturaleza es el Mercurio Divinizador o Alkahest, que irradia  la segunda Naturaleza, el Mercurio coagulado, para liberarlo del Mineral y la Armadura Negra que le cubre., hasta que, gracias a un cuerpo crudo,  se extraiga una condición o virtud muy digerida de un cuerpo digerido.

Atalanta Fugiens, Michael Maier, Stuttgart, Alemania 1617,  Emblema X: “Da fuego al fuego, Mercurio al Mercurio, con eso te bastará” (Las Cuatro Alas de Mercurio, pág 113, Ed. Trafford)

¿Qué es un cuerpo crudo? Es la materia alquímicamente no trabajada, es un material convulsivo y oscurecido.

¿Qué es un cuerpo digerido? Es una materia alquímicamente alborada que, por la irradiación del Alkahest, se transforma, liberándose de sus heces, quedando en un estado enaltecido, en el que puede absorber mayor cantidad de Alkahest.

¿Qué es una virtud muy digerida? Consiste en cualquier paso,  o etapa de la  alquimia que llega a su mayor perfección, mediante  la constante irradiación que recibe del Alkahest… Es decir que el Mercurio  Divinizador o Alkahest traspasa a los estados más endurecidos de la Tierra para que libere sus escondidas potencia.