Ireneo Filaleteo, 1645 Cap 11-13

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB                AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

CAPÍTULO 11.

ACÁPITE 13

Ireneo Filaleteo dice:

  1. “Consideraron (Los Sabios) del mismo modo que ya que era verdaderamente el primer ser del oro, sin embargo volátil, podía convertirse en el campo donde, una vez sembrado, el Sol aumentaría en Virtud.”
  2. “Por lo tanto, colocaron allí al sol y, ante su estupor, lo que era fijo se volvió volátil, lo duro se ablandó y lo que estaba coagulado se disolvió, para la sorpresa de la Naturaleza misma.”

ANÁLISIS:

1.- ¿Qué es el Primer Ser del Oro?

Es el Azufre primerizo, el Azufre incipiente, en un estado muy primitivo, en el cual Los Sabios cimentaron la esperanza de hacer  dúctil y volátil a la materia humana y, en este orden de ideas, evidenciaron que la Tierra perdía su densidad – es decir, pasaba de un estado de Caos, a un estado de volatilidad.

 Las Virgenes negras representan la tierra no cultivada que el Artista debe trabajar para realizar su Opus Magnum: “Dirigíos a mi desde el fondo vuestro corazón y no me rehuséis por ser negra y oscura, el sol me ha bronceado y los abismos han tapado mi rostro” (Aurora Consurgens).

2.- Entonces (Los Sabios) pudieron sembrar en su materia, no obstante ser esta una Tierra seca, densa y de bajas vibraciones. Los  Sabios con asombro comprobaron que la Tierra se disolvía. Lo que era fijo y duro, como el Caos que es pétreo, se disolvió todo lo que estaba pegado y lo que estaba coagulado se evaporó.