Ireneo Filaleteo, 1645 Cap 10 – II

REFLEXIONES MENORES SOBRE  LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.      AUTOR: APIANO LEÓN DE VALIENTE.

CAPÍTULO 10.

ACÁPITE 2.

Filaleteo indica que:

1.- El Fuego Sulfuroso es la simiente espiritual que nuestra Virgen recoge.

2.- La Virgen, o Tierra durante el desarrollo de esta tarea, permanece inmaculada, pues puede experimentar un amor espiritual, sin ser corrompida, esto lo confirma la experiencia, como los dichos del autor del “Secreto Hermético”.

3.- Por ingerir este azufre denominado “Jugo de Luna”, Nuestro Mercurio se transforma en un compuesto hermafrodita, o sea, en este punto, Nuestro Mercurio o núcleo Mercurial del Rebis Blanco, tiene un principio activo, el Mercurio y otro pasivo, el Azufre.

Cuando Nuestro Mercurio hermafrodita es puesto en contacto con la materia, la ablanda y la disuelve con un calor templado que es el que requiere la materia para disolverse.

4.- Nuestro Mercurio hermafrodita se fija, congela o coagula a sí mismo y va produciendo al sol y a luna, y disponiendo las futuras Bodas Alquímicas, según sea el deseo del artista o alquimista.

 

ANÁLISIS.

1.- El Fuego sulfuroso o Jugo de Luna por su elevada condición, equivale a una simiente espiritual que es absorbida por una Tierra altamente purificada.

virgen

2.- En este párrafo o acápite, todo lo referido a la Virgen debe entenderse que se refiere al concepto Tierra, una Tierra muy purificada, que está en condiciones de recoger o absorber los azufres y mercurios más finamente destilados en la Vía Corta, sin que dicha absorción la mancille en caso alguno.

Todo esto lo confirma, como dije, la experiencia y el autor del “Secreto Hermético”.

3.- La sola circunstancia que Nuestro Mercurio ingiera o engulla al Jugo de Luna, lo transforma en un compuesto hermafrodita, que al unirse o coagularse en la Tierra, la limpia y purifica.

mercurio-traga-al-azufre0002Nuestro Mercurio se traga al núcleo Azufroso una vez que este ha llegado a su estado de Jugo de Luna.

4.- El Jugo de Luna es una simiente espiritual, porque en su condición de Tierra Enaltecida ha alcanzado un alto grado de pureza, ha sido capaz de ascender desde una tierra más endurecida, corrosiva y árida hasta acceder a un estado de conciencia  más puro y espiritual, que trasciende la forma.