Ireneo Filaleteo 1645, Capitulo 8 – V (Continuación)

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                                      AUTOR APIANO LEON DE VALIENTE
AGREGADO AL CAPÍTULO 8
(Continuación de los comentarios al capítulo).

Al terminar de exponer, someramente, el contenido de la Alquimia Tradicional de Alto Grado, a través de las 7 hileras o ringleras,  y sus siete contenidos, dije que expondría, también sumariamente, cuál era la forma de realizar, hacer o desarrollar esos contenidos.

Porque ¿de qué sirve un texto de alquimia que exponga teóricamente los pasos del Arte Celeste, si omite explicar abiertamente cómo ellos se aplican en la vida diaria?

                En concepto de la Alquimia Tradicional de Alto Grado, la mente concreta, autoconsciente del alquimista está aún en desarrollo, experimentando en sí misma los cambios del proceso alquímico, por lo tanto, no está acondicionada para tener una concepción clara de cada paso de la alquimia ni menos del estado de su secuencia en un momento dado.

Entonces, ¿cómo se lleva a cabo nuestra Gran Obra? Sólo con la práctica diaria del ejercicio del Solve et Coagula.

Y, ¿Qué hace el Solve et Coagula? Atrae hacia el practicante una cantidad mayor y de superior pureza y potencia de Alkahest, el cual ataca a las cáscaras metálicas y minerales del estudiante  las cuales disuelve para transformar en Luz, radiancia que después fija en el mismo Vaso y contenido del discípulo.

ALGUNOS CONCEPTOS SOBRE EL SOLVE ET COAGULA.

Nunca será suficiente destacar la importancia que inviste  el Solve et Coagula en el desarrollo de la Gran Obra.

Proporcionaré algunas citas sobre el Solve et Coagula, formuladas mucho tiempo atrás. De hecho tan remotas, que dudo que estén a la vista en este momento, y lo hago para que su reiterada lectura, si lo deseas, te evidencie que sin Solve et Coagula no hay alquimia, ni alquimista.

1 “Para saber y practicar la Gran  Obra, es menester ser permeado por el resplandor fulgurante del Alkahest, que es atraído, hacia el estudiante, por el Solve et Coagula”.

2 “La imantación del Alkahest llega a un nivel de profundidad que depende de la preparación y resistencia alquímica de la Materia, cuerpo o Vaso del practicante

Esta  energía, en forma de Rocío Cocido, desciende directamente desde el Origen sobre quienes comienzan su desarrollo alquímico.”

3 Nada prosperará o se acrecentará, a menos que tenga contacto con la irradiación del Alkahest”.

4 “Si el buscador no se abre y se acerca al Alkahest, para que éste le guíe y conduzca a fin de entrar en su propia y profundidad para rectificarla, no podrá, en manera alguna, captar la esencia mercurial que vive y se expresa a través de todo el Ars Regia.”

5 “A medida que la magnetización del Alkahest se hace sentir con mayor intensidad en el buscador, mejorará el grado de la vibración del laborante, que se transformará en un imán para atraer, hacia sí, más Alkahest, y hace que no soporte descender a un nivel más bajo que el que ya posee.“

6 “Cuando el cuerpo se aviva por la irradiación del Alkahest, recibe una mayor intensidad lumínica que disuelve sus fijezas metálicas y minerales para que se volatilicen.”

7 La irradiación del Alkahest funde al Caos partícula por partícula. Destruye los metales hasta calcinarlos, restando los que, por su naturaleza, pueden ser transformados en Luz.

“El Alkahest transforma sutilmente a cada partícula de la Materia  sin ablandar. Este Alkahest contrarresta a esa dureza de la Tierra que lentifica la unificación del alquimista con las Fuerzas Superiores y  dificulta la circulación de la Luz en la vasija del Cuerpo.”

8 “La Materia debe desprenderse lentamente de las excrecencias que la oprimen, mediante la acción de “Los dos Mercurios”; El Mercurio Externo o Alkahest, y el Mercurio Interno sito en todo alquimista, operan en todas las fases del desarrollo alquímico”.

9 “De hecho, la Materia es incapaz de sostenerse por sí misma. Es preciso que una Energía Externa -el Alkahest o Mercurio Divinizador-  envuelva y encierre al Vaso del  operante, haciéndolo impenetrable a las acciones oscuras, con el propósito de tornar a la Tierra  Esplendorosa.”

10 “La materia deberá cambiar de piel innumerables veces, modificando una y otra vez su contenido, hasta que la Tierra devenga a su estado Original. “

11 “La vibración del alquimista embellece a la “Rosaleda de los Filósofos” jardín alquímico que duerme en el ser humano.”

El Alkahest transforma cada acto del Adepto en Luz Viva, compuesta de miríadas de  translúcidos colores”.

12 El Alkahest comienza “En la Primera India” ¿Qué es la Primera India? Es la Fuente Originaria o Dios Innominado.

El Alkahest concluye su descenso “En la Segunda India” ¿Qué es la Segunda India? Es la parte abajada y recóndita de la Materia sin trabajar.

En síntesis todos los desplazamientos de la Gran Obra son los siguientes:

a) Descenso sidéreo del hombre y la mujer a la Tierra, La Gran caída desde la Primera India a la segunda India.

b) Ascenso del hombre y la mujer desde la segunda India a la Primera India.

La Energía del Alkahest desciende desde la inmensidad inconmensurable, para difundirse en la pluralidad de las formas-vida, vivificando a la materia. Llega a los profanos en forma de lluvia áurica, y a los Iniciados en el Arte Real, como Rocío Cocido o Alkahest de elevada  pureza y potencia. La radiancia del Alkahest, en sus dos formas, es recibida a través de los siete chakras vertebrales. Que mantienen a  la materia regularmente activa.

Dada la importancia de estos siete chakras, se dice:

“Los Filósofos extraen su Piedra de otras siete piedras”

los-7-chakras

13La práctica correcta del Solve et Coagula, motiva morosas transformaciones de la Tierra, (vaso o cuerpo) que se caracterizan por la afloración de diversos estados de conciencia.

                Los períodos de cambio que se suceden serán como un Sueño, pues la materia no comprende, racionalmente, la profundidad  y permanencia de estos cambios”.

14 “Quien posee la Gracia de ser permeado por el _Alkahest, calentará su Tierra con elevada ebullición la cual despertará a su Mercurio Coagulado o Agua de los Filósofos, similar en su calidad al Alkahest, y con ello avanzará un paso más  hacia la permanente activación de la Luz y el Calor en su Vaso, o estado del Atanor Portátil.”

“Quien se ha permitido regar su árida Tierra con el Rocío Cocido, o Alkahest de elevada y purificada composición hace florecer, desde lo profundo, al capullo de su flor escondida en la cual se mezcla  lo Blanco con lo Rojo, lo que da origen a la Piedra Única”.

15 “Es el Alkahest – y no tú – quien empapa con su Rocío Cocido a tu Tierra, y es quien consume todo lo oscurecido que se apacienta en tu tierra o Lar. Y lo hace desaparecer o lo transforma, según sea el caso, todo ello concertado por el juego alternado de lo fijo y lo volátil, determinado por el diario ejercicio del Solve et Coagula.”

Con esta práctica, la del Solve et Coagula, a su debido tiempo, promediada que sea la Vía Corta, se inicia la Regeneración de la Materia y la expulsión de sus residuos, a fin de aprovechar y elevar de condición a todas aquellas energías que, por el momento, no pueden ser  aprovechadas, debido a su excesiva tosquedad”.

16 El Alkahest pone orden en el Caos (Ordo ab Chaos: N del E). Esculpe, modela y burila al contenido del Vaso, hasta que la materia sea capaz de efectuar su cabal conexión con el Espíritu o Alkahest. “

17 “La Materia que, por desconocimiento o por propia voluntad, ha detenido su evolución: Crea una Fuerza oscura, contraria a la Luz, que endurece a ciertos sectores del Vaso, destinado a recibir la radiación mercurial del Alkahest”.

18 “El quehacer del Solve et Coagula, y el de toda la Gran Obra están dirigidos al despertamiento del Mercurio Coagulado o Esencia Coagulada, con el objetivo que aflore la pureza que se encierra en su interior. “

19 EL PRIMER VASO.

 “Por la reiterada  repetición del Solve et Coagula, primero se perfecciona a nuestro Cuerpo Físico, o Vaso, compuesto de barro, destinado a empleos viles.

                Este Vaso de Barro, destinado a los empleos viles, siempre se mantiene herméticamente cerrado, para indicar que las partículas que lo conforman están en interna y constante interna  elaboración.

                Este cuerpo tan basto es también denominado “Enrique El Lento”.  Este Enrique el Lento es de un color borrosamente oscuro, pues está integrado por un revoltijo de hilos anudados.

Este Enrique el Lento es la causa primera de la oscuridad que, en hombres y mujeres profanos, o deficientemente iniciados, bloquea o destruye todo propósito de acceder a la Luz.

EL SEGUNDO VASO.

En segundo término, por la repetida acción del Solve et Coagula, nace el segundo Vaso, o Cuerpo de Luz. En él los hilos energéticos de su composición, se tornan extremadamente sensibles. Cada una de sus fibras, confirma en su entraña, una indisoluble unión con lo Superior. Esta conexión ha de ser  la fuente impulsora de la recepción de continuos y crecientes, paquetes de energía, que se abren y se vacían constantemente sobre el alquimista. Una vez que entregan su contenido energético, vuelven a llenarse para abastecer constantemente al laborante.

EL TERCER VASO.

Es, por ahora,  incomprensible para hombres y mujeres que aún están embutidos en una forma física con la cual, además, se identifican.

Este Tercer Cuerpo no puede sernos descrito, ni explicado, mientras no  se borre, en nosotros, la forma física y así, si lo permite el Hacedor, retornemos con plena lucidez al lugar desde donde vinimos (El Origen). Entonces:

-Quien se adhiere a la Esencia Escondida…

-Quien  descubra la Emanación Secreta, que sostiene y da vida a cada cosa…

-Puede intentar, por primera vez, elaborar  su Tercer Vaso, y Dejar atrás el ilusorio contorno de su forma y de las formas.

Este Tercer Vaso está constituido exclusivamente de Alkahest”.

20 “La resistencia de la Tierra, Materia o Cuerpo que se requiere para soportar la irradiación del Alkahest, es directamente proporcional a la depuración que han logrado las células, tejidos, órganos y sistemas del alquimista”.

21 “Cada Solve et Coagula atrae hacia ti al Alkahest necesario para calcinar rodas las excrecencias de tu Tierra, las disuelva y sublime mediante la permutación y alternación, en infinita sucesión se lo Seco o Tierra árida con lo Húmedo o Mercurial.”

22 “Para que tu Gran Obra fructifique, debes contar con colaboración de dos Fuerzas Mercuriales: El Alkahest o Mercurio Externo, y el Mercurio Interno, que ya traías antes de la Gran Caída.

Ambas Fuerzas deben aceptarse para poner término a las limitaciones, esto se logra en la instancia del Elixir Rojo”.

23 “Mientras más se adhiera la Materia a la intensa radiación del Alkahest, el Vaso se Vestirá de esplendorosos ropajes.

Cuando la materia del discípulo se haga cada vez más  alígera y sutil, con la práctica del Solve et Coagula, mayor será el caudal de energía, que dispondrá para imantar de Alkahest y regar con virtudes Celestes  a los sectores más oscuros del propio Vaso. Con esto se aminorará y eliminará toda debilidad propia de toda conciencia centrada en la forma y sus sombras, a fin de activar los circuitos internos que son absolutamente imperceptibles para el hombre y la mejer profanos.”

Que la lectura lenta y metódica de estos preceptos. Os indique la relevancia de la práctica del Solve et Coagula.

fuego-interno(ajustado)

¿CÓMO SE PRACTICA EL SOLVE ET COAGULA?

El Solve et Coagula atrae al Fuego Celeste hacia el alquimista,  en una proporción directamente proporcional a la preparación de su vaso o cuerpo.

La Materia del Neófito no está entrenada para recibir un caudal puro y potente de Alkahest.

 Atendido lo anterior, si  el discípulo acepta  someterse a este trabajo propio de Hércules, como  lo es la prosecución y afinamiento de su Gran Obra, deberá comprometerse, ante sí mismo, a ejecutar, durante cinco años, sin faltar un solo día, un ejercicio diario de Solve et Coagula durante el primer año de esos cinco: Cumplido el primer año, se aumenta la dosis  a dos ejercicios diarios de Solve et Coagula. Luego cada seis meses, se aumenta  un Solve et Coagula más, hasta que enteren nueve ejercicios de Solve et Coagula diarios.

Esta primera etapa, la de los 5 años, tiene por objeto Limpiar el Vaso y su contenido, y proporcionar al cuerpo del estudioso la fuerza y resistencia necesarias para resistir, con  posterioridad, otro tipo Solve et Coagula de Alta tensión que van en busca de conocimientos y poderes (sidhis) ilimitados. Realizar esta segunda etapa saltándose u omitiendo el primer lapso de cinco años del ejercicio primario, vitrificaría a los siete chakras vertebrales y, el alquimista de por vida quedaría automáticamente marginado del Arte Real.

Realización del Primer Solve et Coagula de los cinco años.

Este modelo lo he simplificado al máximo, cuidando que no pierda ni un adarme de su fuerza y eficiencia.

  1. Sitúate en un lugar en que no seas interrumpido.
  2. Siéntate erguido, pero que tu postura se deba más bien a un equilibrio natural, y no a una tensión muscular.
  3. Imagina una pantalla mental delante de ti, del tamaño que más te acomode
  4. En esa pantalla visualizarás todo este proceso.
  5. Tú no debes ser ajeno a esta actividad iniciática, así que imagina que te levantas de la silla o sillón y te diriges a la pantalla y penetras en ella, a fin de vivir en carne viva todos los actos que allí se realicen.
  6. Tú debes experimentar directamente todo lo que allí ocurra:
  7. Debes Ver las Energías.
  8. Debes Sentir las Energías como Penetran tu propio ser.
  9. Si aún tienes dificultades para visualizar, en vez mirar las acciones pertinentes, limítate a escribir mentalmente rótulos que anuncien las acciones que no puedes visualizar. Por ejemplo: “La radiación del Alkahest, violeta pálido gira en mi entorno, en círculos de izquierda a derecha.
  10. Durante los primeros cinco años de tu trabajo, sólo harás bajar un rayo de Alkahest en torno a tu cuerpo, que con giros de Izquierda a derecha que desciendan desde tu coronilla a tu coxis, deteniéndose esos giros en cada chakra durante tres minutos, a fin de que limpien y purifiquen tu cuerpo.
  11.   Durante los cinco años te limitarás a bajar la energía hacia tu cuerpo con giros  de izquierda a derecha.
  12. Para identificar estos giros: Levanta tu brazo izquierdo dirigiéndolo hacia adelante y que quede paralelo al suelo, luego, extendido, dirígelo hacia tu hombro derecho. Ese medio giro te indicará en qué dirección debes imaginar los círculos o elipses, o señalarlo en esos rótulos mentales, que ya especificamos.
  13. Así, empieza por imaginar que un rayo violeta pálido gira en círculos trazados  de izquierda a derecha, en torno a tu chakra de la coronilla o Sahasrara. durante tres minutos.
  14. Imagina que ese giro de luz violeta pálido, sigue descendiendo en círculos trazados de izquierda a derecha y se detiene girando en torno tu garganta, en el chakra Vishuda, durante tres minutos.
  15. Imagina que ese giro de luz violeta pálido sigue descendiendo en círculos trazados de izquierda a derecha. y girando se detiene en el corazón o chakra Anahata, durante tres minutos
  16. Imagina que ese giro de luz violeta pálido sigue descendiendo en círculos trazados de izquierda a derecha y, girando. se detiene en el plexo solar o chakra Manipura, durante tres minutos.
  17. Imagina que ese giro de luz violeta pálido sigue descendiendo en círculos trazados de izquierda a derecha y girando se detiene en la región sexual o chakra Svadistana, durante tres minutos.
  18. Imagina que ese giro de luz violeta pálido sigue descendiendo en círculos trazados de izquierda a derecha, que girando, se detienen a la altura del cóccix o chakra Muladhara, por tres minutos.

Eso es todo, que lo disfrutes.

NOTA IMPORTANTE: Esta versión del Solve et Coagula es más profunda y específica que la que señalamos en el texto de “Las Cuatro Alas de Mercurio” (Edición Digital: págs. 611 a 618; ó Edición de Editorial Trafford año 2012: págs. 700 a 707).

Esto es así porque está dirigida a laborantes que comienzan sistemáticamente un serio estudio del Ars Regia. Más que ofrecer una concepción global del Solve et Coagula con sus movimientos:  a) descendente; b) ascendente y c) descendente, aquí se especifica sólo el descenso  cuya práctica se debe prolongar por los cinco años  señalados. Logra y tiene por objeto limpiar la materia y purificarla, para otorgarle la resistencia necesaria para soportar la alta tensión que implican los dos últimos movimientos del Solve et Coagula, de ascenso y descenso.