IRENEO FILALETEO, 1645. Capítulo 8, II

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.     AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

 

CAPÍTULO 8

ACÁPITE 2.

Ireneo, en este acápite nos informa que:

1.- No hay trabajo tan fácil y llevadero, tal como un juego o recreación, que sea capaz de conducirnos al logro efectivo y tan deseado de la Alquimia (Tradicional de Alto Grado.)

2.- Ninguna inspiración, ni trabajo deben ser omitidos. Los deseos del perezoso le harán perecer.

Resulta inevitable que los alquimistas que huyen o esquivan el trabajo y que, a la vez, no teman a los gastos, queden reducidos a la pobreza.

INPUTOUTPUT0003

             El tosco trozo de carbón (el “Menstruo de la Meretriz”), en virtud de la constante aplicación del Arte (Ars Regia), deviene en Elixir Rojo, la más preciosa “Diadema del Rey” .

ANÁLISIS:

 

I.- Los Sopladores de Humo y los Archimistas de antaño y ogaño, livianamente han propalado que los trabajos de la Alquimia Tradicional de Alto Grado, no son sino un conjunto de hueros juegos de niños u ocupación de mujeres.

En la defensa de la Escuela de Alquimia que profesamos, bástenos enunciar los trabajos de Hércules que la componen.

Las tareas que forman parte de esta Escuela Tradicional de Alto Grado, gráficamente, se contienen en 7 Hileras o Ringleras.

Cada Hilera o Ringlera está  dividida en 7 casilleros, que representan a los 7 trabajos que deben realizarse sucesivamente en cada Hilera o Ringlera.

Si son 7 las Ringleras o Hileras y cada una se contienen 7 diversos trabajos, tenemos, en definitiva, que  el trabajo que se tiene que realizar en la Gran Obra seguida por la Escuela Tradicional de Alto Grado, se compone de 49 ejercicios, en total.

PRIMERA HILERA O RINGLERA, CON SUS 7 TRABAJOS.

Esta hilera o ringlera abarca a todos los trabajos que deben realizarse mientras se transita por la Vía Larga. Esta Vía Larga se extiende desde las Palomas de Diana hasta el Rebis Blanco o portada de la Vía Corta.

Los 7 sucesivos trabajos de esta Hilera son:

1.- Fragmentación de la propia materia (sol-luna).

2.- Licuación de la materia Fragmentada.

3.- Fermentación de la materia Licuada.

4.- Corrupción de la materia Fermentada.

5.- Putrefacción de la materia Corrupta.

6.- Volatilización de la materia putrefacta.

7.- Ignición de la Materia Volatilizada.

 

SEGUNDA HILERA O RINGLERA CON SUS 7 TRABAJOS.

1.- El alquimista debe esforzarse en darse cuenta reconocer que realmente comienza a desplazarse por el Rebis Blanco o comienzo de la Vía Corta.

Percibir que se vive y respira un nuevo estado de conciencia, en que toda tarea o trabajo le es más comprensible y llevadero, sin los titubeos, confusiones y fracasos del pasado.

Pero, aunque no lo imaginen, comprobarán que es bastante difícil entender y vivenciar que comienzan a vivir un estar mucho más luminoso y mágico en su quehacer.

¿Y por qué?

Porque desde que tenemos razón hemos estado sumergidos en la bazofia de la Vía Larga y, para mayor confusión, antes de arribar al Rebis Blanco, debimos cruzar y sufrir y absorber un terrífico segundo Nigredo.

Entonces, aunque estés oficialmente integrando o viviendo tu estado de Conciencia Rebis Blanco, seguramente te encuentras aún adherido, apegado a las experiencias recién pasadas, y bastante desvitalizado o desmagnetizado.

Debes poner atención a la proporción que existe entre las energías que absorbes y las que consumes. No te favorece tener diariamente 2000 energías diarias con la práctica alquímica, si ocupas en banalidades 2001 o más unidades de Energía al día, porque te desgastas, envejeces y enfermas. Ahorra Energías, acumula permanentemente energías. Ocupa sólo las necesarias, no te excedas en el mal, ni en el bien.

2.- El laborante debe aprender a alinear ordenadamente todos los ejercicios que componen a la Segunda Ringlera.

3.- El alquimista debe vislumbrar que su conciencia está actuando en un nivel mucho más claro, penetrante y poderoso que los anteriores de la Vía Larga.

4.- Debes observar atentamente los cambios estratégicos que presentan los artificios inferiores de la materia, al enfrentarse a una mayor inteligencia e intuición del alquimista.

5.- Ya el alquimista cuenta con la necesaria madurez para captar estos ejercicios, que le llevan a tener conciencia de Sus Cuerpos Superiores, y le permiten integrarse al trabajo de aquellos.

6.- El alquimista debe enfrentar nuevas experiencias, más profundas en su estudio y desarrollo, y más poderosas en su efecto.

7.- Se activan y desarrollan las potencialidades internas del labrante, de modo que él mismo se transforma en su propio camino.

 

TERCERA HILERA O RINGLERA, Y SUS 7 TRABAJOS.

1,2,3 y 4.

Los primeros 4 trabajos de esta tercera Hilera y Ringlera se funden en una sola acción, que tienen por objeto transformar al Azufre blanco del Rebis Blanco, en un  azufre de un alto tono rojo.

5.- Formación del Fermento Azufroso.

6.- Formación del Jugo de Luna.

7.- Formación del Rebis Rojo.

CUARTA HILERA O RINGLERA, CON SUS 7 TRABAJOS

1.- El alquimista debe entender, comprender cómo es su estado de conciencia Rebis Rojo, esto es, en síntesis, palpar su verdadera y fina fusión con la irradiación del Alkahest.

2.- Profundizar el pensamiento intuitivo ya logrado, para captar que el Universo fue y es elaborado, sostenido, dirigido y perdurado por el omni-abarcante y sapiente Poder del Dios Innominado.

3.- Adquirir la capacidad de traspasar la forma en todas sus expresiones, para imponer el concepto de Unidad, cuya comprensión está más allá de lo material.

4.- El laborante debe sondear el contenido de los pensamientos externos, y precisar las causas que los motiva (Causa y Efecto.)

5.- El percibir y comprender el concepto de Unidad, para sentirse partícipe de los niveles expansivos que abarcan a toda vida, desde su origen, desde el tiempo en que fueron creados hasta el presente.

6.- El alquimista advierte cómo se agudiza la percepción de sus Sentidos Interiores, y comprueba la integración de su nivel de con ciencia con el de la Humanidad.

7.- El alquimista recibe desde lo superior la emanación permanente de una Energía revitalizadora que lo hace sentirse liberado.

 

QUINTA HILERA O RINGLERA CON SUS 7 TRABAJOS

1.- Comprende, en primer término, que el Elixir Rojo, en su infinita expansión de conciencia, no reconoce limitación alguna.

2.- Participa ahora de la expansión máxima que debe experimentar, algún día cada vida-forma.

3.- Colabora en lograr el equilibrio que debe existir en cada elemento del Universo.

4.- Te ocuparás en la expansión del Amor Universal.

5.- Colabora en la instauración del Amor Universal.

6.- Trabaja conscientemente con el poder del Alkahest, a fin de liberar a la Humanidad de toda limitación que provenga de la materia – forma.

7.- Se activa a nuestro Elixir Rojo para que se alíe perfectamente con el Alkahest.

 

SEXTA HILERA O RINGLERA CON SUS 7 TRABAJOS

1.- La posesión del estado de conciencia Elixir Rojo, da comienzo a un proceso de permanente de Iluminación.

2.-Se conquista el real estado de conciencia de Elixir Rojo.

3.- Se afina la sutil sensibilidad de los Sentidos Internos, y se aviva su esencia.

4.- Se manifiesta la Gracia de la Divinidad, que siempre ha permanecido en la Raíz de la Forma.

5.-En el estado de conciencia Elixir Rojo, el estado de materia ha desaparecido. Sólo hay Esencia. Esa Esencia se alimenta del Fuego Vivo, su verdadero Fuego.

6.- El alquimista alcanza un estado de perfecta sublimación o limpieza.

7.- El Elixir Rojo toma el aspecto de bellos, sublimados y florecientes corpúsculos de un intenso color rojo que irradian una enaltecida Fuerza Ígnea.

SÉPTIMA HILERA O RINGLERA CON SUS 7 TRABAJOS

1.- El alquimista debe concentrarse y sentir el despertar de su Fuego interior, que primero se manifiesta como la irradiación de su endurecida costra metálica, cuya esencia es activada para que pueda unirse, con  plena conciencia, al Espíritu Universal o Mar del Alkahest.

2.- El laborante debe experimentar, sentir y vivir el despertar de la Fuerza de su Espíritu, manifestado en su más inmaculada pureza.

3.- El alquimista debe ser consciente de la activación de su Esencia Pura, la cual florece o se proyecta hacia el exterior, multiplicándose progresivamente hasta el infinito.

4.- Cuando poseas el estado de conciencia del Elixir Rojo, puedes sumergirte en el  Mar del Alkahest, y te darás cuenta que formas parte del Todo, y que tu  mismo eres el Todo.

5.- Debes advertir que como Hombre o Mujer que posee la conciencia del Elixir Rojo puedes, voluntariamente, sumergirte en la Danza de los Universos, para que bajo la dirección del Alkahest recibas una Energía semejante a un caudaloso río que provenga del Origen.

6.- Al estar desleído, fundido en el Mar del Alkahest te nutrirás de una Energía pura, similar a la del Origen.

7.- Aunque por ahora sea imposible tener un atisbo sobre ello, el Hombre o la Mujer de Conciencia Elixir Rojo, ya sumergidos conscientemente en el Mar del Alkahest, comienzan in crescendo a participar en la creación de la Vida, supervigilados por el Alkahest.

La enumeración de estos 49 ejercicios alquímicos o 49  planos de conciencia no constituye un acto de vanidad, sino sólo para evidenciar a los Sopladores de Humo de antaño y ogaño, que distamos de ser perezosos y superficiales en nuestras tareas.

Lo anterior no empoce a que todas las enseñanzas alquímicas, salvo los Sopladores de Humo y Archimistas, posean también  el registro de las rigurosas reglas que confinan su Saber.

II.- El punto segundo de éste acápite segundo, confirma lo dicho en los párrafos anteriores.

Hermes TrimegistosHermes Trismegisto (el tres veces nacido), fundador de los Grandes Misterios.

En efecto, Hermes  puntualiza que ningún trabajo (dispuesto por determinada  Escuela Alquímica,) ni las inspiraciones que de él provengan, pueden ser omitidos, porque el proceder perezoso del alquimista, lo hará perecer como tal.

Por otra parte, el alquimista que esquiva el trabajo y no teme a los gastos. Ineluctablemente derivará a la pobreza más rotunda-