Ireneo Filaleteo, Cap 7, II.

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.               AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.
CAPÍTULO 7:

DE LA PRIMERA OPERACIÓN DE LA PREPARACIÓN DEL MERCURIO DE LOS FILÓSOFOS POR LAS AGUILAS VOLADORAS.

ACÁPITE 2.

Filaleteo,  nos puntualiza el sentido y alcance de este acápite 2 del capítulo 7, al esbozar  el núcleo de su contenido:

  1. Que los Sabios han escrito sobre la necesidad de conducir a las Águilas a devorar al León.
  2. Que cuantas menos Águilas tengamos: Más ruda es la batalla y más tardía la victoria.
  3. Que esta operación es muy factible de realizar con perfección si se cuenta con 7 o 9 Águilas.
  4. El Mercurio de los Sabios o Filósofos (Rebis Blanco), se denomina también: El Pájaro de Hermes, Ánsar, ora Faisán, ora esto, ora lo otro.

 

ANÁLISIS:

aguilas

  1. ¿Qué significa que las Águilas devoren al León?

Las Águilas, como ya dije, son efluvios o chorros consecutivos de Agua de Fuego  o Alkahest, separados unos de otros, que se suceden sin interrupción, para disolver las durezas de la Tierra no elaborada o León, que corresponden a estados entenebrecidos de tus cuerpos físico, emocional y mental.

La recepción  y absorción de estos eflujos del Alkahest son aprovechadas por la materia no trabajada, según sea su grado de resistencia a las Aguas de Fuego.

Es, en fin, la acción del Alkahest que fustiga, mortifica y purifica a las partes groseras y terrestres, metálicas del Azufre humano.

Esto es así para que la Conciencia del ser humano al ascender a planos superiores, debido a la pureza lograda, alcanza grados de mayor perfección.

No se puede arribar un alto y poderoso estado de  vibración  sin la intervención de las Águilas que activan al Azufre y liberan, a la postre, al Mercurio Coagulado.

El trabajo de las primeras 7 Águilas dan cabal cumplimiento a todas las labores contenidas en la Vía Larga.

En lo que respecta a que las Águilas deban ser conducidas a devorar al León, tal expresión podría ser un dislate de algún copista, puesto que no ha nacido, ni nacerá el hombre o mujer capaz de dirigir a las Águilas, que son una directa expresión del Alkahest. Ni siquiera el Alkahest puede autodirigirse, por cuanto sus acciones, pasadas, presentes y futuras, están encuadradas en un “disco duro”, inserto en su interior por el Dios Innominado.

En consecuencia ni aun cuando él o la  alquimista alcancen la conciencia del Alkahest, no podrán dirigir a las Águilas, pues nada está por encima del poder del Dios Innominado.

  1. Cuantas menos Águilas poseas, más difícil será la limpieza de tu materia, más arduo alcanzar la superior evolución de tu vaso y más tardía será la victoria contra tu oscuridad.

Lo anterior, en atención a que cada Águila, es un flujo de Alkahest, encargado de  concretar pasos definidos e importantes de tu Gran Obra.
Resulta evidente que debido al intenso endurecimiento de la Tierra, no es fácil sutilizarla y liberarla de su interna oscuridad, ya que quienes desarrollan sus potencialidades latentes, son perturbados de continuo por múltiples circunstancias  adversas internas y externas que entorpece la elaboración de su Ars Regia.

  1. Con todo, la operación se hará con perfección, si se cuenta “con un número de siete o nueve Águilas”.

Al formular esta expresión  “Con un Número de siete o nueve Águilas”, Filaleteo hace uso de algunas licencias comunes entre los Adeptos, y de suyo suficientes para entenderse entre ellos, pero al Aprendiz novato, quiero insinuarle, al oído, que en vez de siete o nueve águilas,  este autor se está refiriendo a las tres Rotas Microcósmicas, humanas. La primera situada  dentro de la Columna Hueca de Boaz, y a esta primera Rota la identifica  por las 7 tareas o 7 trabajos que en ella se realizan por las 7 Águilas que llegan a esa columna. Cuando Ireneo agrega: “o nueve Águilas”, simplemente suma  a la primera rota de Boaz, que identifica por sus 7 Águilas, las 2 Rotas Microcósmicas sitas en la Columna Hueca del Medio. (7+2=9).

Lo que importa es que el autor se está refiriendo a las 3 Rotas Microcósmicas, y como cada rota cuenta con 7 Águilas, de hecho el laborante dispone de 21 Águilas, para ejecutar los 21 trabajos alquímicos que cubren  todo el quehacer del Ars Regia.

  1. Los términos El Pájaro de Hermes, Ánsar o Faisán son sinónimos del Rebis Blanco y se le aplican a medida que el Rebis Blanco se va perfeccionando a raíz de la constante impregnación con el Rocío Cocido.