IRENEO FILALETEO, 1645. Capítulo 6 – IV

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                                 AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

 

CAPÍTULO 6.

ACÁPITE 4.

 

  1. Ese ladrón (o Caos) está armado de una malignidad arsenical inútil.
  2. El joven alado, o Azufre recién nacido, que sobrevuela a la materia no elaborada, aborrece y huye en la presencia de la referida malignidad arsenical.
  3. Y aunque el agua central, o la materia licuada que se haya dentro del vaso del laborante, sea la novia del joven alado, éste no osa, sin embargo, manifestar el amor tan ardiente que siente por su prometida (La materia cruda), a causa de las asechanzas del ladrón o Caos.
  4. Como las astucias del Caos son casi inevitables, es indispensable que Diana te sea propicia, porque ella sabe sojuzgar y sofrenar a las fieras salvajes y, además dos palomas suyas fueron encontradas volando sin alas, en los bosques de la Ninfa Venus, templarán con sus plumas la malignidad del aire, a fin de que el joven alado o azufre recién nacido, entre fácilmente a través de los poros de la materia, agrandados por la participación de las palomas sin alas.
  5. El joven alado sacude inmediatamente a las aguas polares superiores, que no han sido paralizadas por los malos olores para suscitar la presencia de una nube sombría.
  6. Tú debes agitar las aguas de la nube negra, hasta que aparezca la Blancura de la Luna y, de este modo, las tinieblas que estaban sobre la faz del abismo, serán disipadas por el espíritu que se mueve en las aguas.

 

ANÁLISIS:

  1. ¿Quién es aquél ladrón abaluartado en una malignidad arsenical inútil?

Es la oscuridad tenebrosa, caótica y vil, que movida por su torcida y falaz energía se apega, candente, a una materia ya ensombrecida. Es una fuerza descontrolada que se apropia de la forma  humana y la induce, con puño de hierro, a un hacer entrópico cuyos desplazamientos son el fruto amargo de una combustión externa e imperfecta, que concluye por destruir a la materia que le presta cobijo.

El Caos avasalla, sin contrapeso, a una Tierra debilitada por una masa de soles y lunas revesados, revueltos y confundidos, como consecuencia de la Gran caída, o choque del Espíritu humano con los dos caldos espesos e infectos del sol y la luna, que cubren y envuelven al planeta tierra.

Dos instancias que terminan por dominar y eliminar al Caos, al final de los tiempos:

1° La Escuela de la Vida y  2°,  El proceso alquímico de la Alquimia Tradicional de Alto Grado.

1° La Escuela de la Vida:

Cuando se inicia la Escuela de la Vida, con su interminable retahíla de nefandos actos; nefarismo concitado por bajas y desbocadas pasiones, descomunales ambiciones carentes de fundamento, miedos e ignorancia torpe y ciega Ahí, surge como ejemplo, la  quijada que ultimó a Abel.

quijada de Cain

El beso de Judas Iscariote. El asesinato de Hipatia, tramado por San Cirilo.  El frasco de esencia ponzoñosa que se vertió en los “portales” del oído del Rey, padre de Hamlet. El obsequio de guantes envenenados. Los anillos bien cincelados, de cuya secreta panza se vertía letal veneno. Los patíbulos y cadalsos impregnados de pegadizo  hollín, compuesto de sangre y grasa humanas, tan bien descritos por el verbo de un Emilio Castelar.

 

En el curso de los tiempos hemos sido tantas veces victimarios y victimados, virtuosos y pecadores, traidores y traicionados, aguerridos y cobardes…  Hasta que un día, entre los días, emergemos con un cuerpo joven y un atisbo de alma vieja, ahíta de tanto daño inútil, harta, hastiada,  empapujada de tanto crimen y necedad.

hypatia 2

Entonces, cansado (a) y vacío (a) aciertas a preguntarte ¿Qué existencia es la que estoy viviendo? ¿Vale la pena estar constreñido al yugo de rutinas mecánicas, obsoletas, dañinas o inútiles? ¿Es necesario representar, en el Gran Teatro de la Vida, papeles o roles de segunda o tercera clase  que llevan a la Nada? ¡Tengo que aprender otras cosas! ¡Ampliar mi conciencia, quebrantar las barreras o cadenas de  una absurda limitación!

Beso de judas 2

Es ese el momento crítico ocurre que vertiginosos pensamientos claros, precisos, y concisos, como una visión colorida y completa, por décimas de segundo atraviesan raudas tu mente, para indicarte lo que debes hacer.

 

Si desoyes tales indicaciones, que, en realidad  pueden adoptar mil formas diferentes y  si –como ejemplo- no ingresas a una  de las Sociedades muy serias del Rosacrucismo, o a la noble y muy augusta orden  Francmasónica, o cualquier otra sugerencia de igual importancia y nivel. Si no respondes a esa clarinada del despertar, perdurarás por edades, como un grano de trigo, guardado  en un silo, sin ninguna posibilidad de ser semilla, de corromperse, nacer, madurar y crecer.

La Escuela de la Vida completa su avance cuando tus soles y lunas se separan y se sitúan en dos posiciones enfrentadas: Los soles por un lado, y las lunas por otro, y estás ya en condiciones de seguir tu desarrollo en una Real Escuela iniciática.

 

2° El Proceso alquímico de la Alquimia Tradicional de Alto Grado.

Tiene por objeto reunir alquímicamente a soles y lunas, para que formen  Azufre y se dé inicio a las tres y sucesivas etapas del Arte Real.

-De las Palomas de Diana al Rebis Blanco o Rebis Primero.

-Del Rebis Blanco al Rebis Rojo.

-Del Rebis Rojo, trasformado en Elixir Rojo al Mar de Alkahest.

 

  1. ¿Qué significa que el joven alado, o azufre precario, que sobrevuela a la  materia no elaborada –su novia- no la atienda y, en cambio, huya del lugar por la  presencia de la malignidad corrosiva que enloda esa  tierra,  que le es tan querida, y  simplemente se ausenta porque aborrece a todo lo que hieda a arsénico?

Mal parado quedaría ante nuestra vista ese joven doncel enamorado y volador, si actuara como se ha dicho. No, esto debe ser interpretado como que el Azufre no puede laborar en una materia completamente dominada por el Caos, y cerrada a todo intento que haga  la Luz por penetrar en ella, pues no posee, por el momento, esa materia rebelde, ni una sola partícula mercurial, que la prepare  para acoger la labor propia de la Gran Obra.

  1. ¿Y qué quiere decir que aunque esa materia, en este caso, licuada o disuelta en su primer Nigredo sea la novia del joven alado, éste no se atreve a manifestarle su amor, por temor a las acechanzas del ladrón o Caos?

La respuesta es semejante a la anterior, el Azufre no puede laborar en una materia que no está debidamente preparada. En ese momento predomina el Caos y sobrepasa, con su presencia cualquier intento de elevación que tenga la materia. Esta situación, como la anterior, son transitorias, puesto que su progreso y cambio, depende de la acumulación de gránulos  de Rebis Blanco que atrae hacia sí el alquimista con su diaria práctica del Solve et Coagula.

 

  1. Diana, la Diosa de la Guerra, sabe domeñar a todos tus fantasmas internos, que te desestabilizan cuando te debilitas y no presentas combate, debido a la fragilidad que te ocasionan las internas aflicciones, que te inclinan a la duda, una y otra vez, durante todo el curso de tu Gran Obra.

Diana te trasmite aguerrida fuerza para que cures las heridas de tu propia contienda interior.

En los Bosques de la ninfa Venus,  fueron encontradas dos palomas volando sin alas,  que son el símbolo del Azufre naciente y precario que, con todo, pese a su débil  irradiación, logra purificar el aire enrarecido y evitar que el aspecto lunar de la materia no elaborada, se evapore y paralice a tu Gran Obra.

La Tierra o Materia, con el incipiente calor del Azufre precario ensancha sus poros a fin de beber en mayor cantidad el Néctar Superior, o Alkahest que es escanciado hacia ella desde el Origen, y asimismo esa mayor anchura de los poros, facilita el arrojar al ladrón malévolo y arsenioso que se aloja en ella.

  1. ¿Qué quiere decir que: “El joven alado sacude inmediatamente a las aguas polares superiores, que no han sido paralizadas por los malos olores para suscitar la presencia de una nube sombría?”

En primer lugar debo decir que Filaleteo no está mencionando al Azufre incipiente, sino al mismo alquimista, que mientras recorre la  Vía Larga, es el Hombre Azufre o la Estrella de Cinco Puntas.

Este Hombre Azufre debe “sacudir inmediatamente a Las Aguas Polares Superiores… para suscitar la presencia de una nube sombría.

Esto significa que el alquimista, mediante la práctica diaria del Solve et Coagula, envía un llamado a Las Aguas Polares Superiores o Alkahest, para que descienda hacia él y provoque en su vaso la Nube Negras o su Primer Nigredo.

 

  1. ¿Cómo se interpreta alquímicamente esta frase?: “Tú debes agitar las aguas de la nube negra, hasta que aparezca la Blancura de la Luna y, de este modo, las tinieblas que estaban sobre la faz del abismo, serán disipadas por el espíritu que se mueve en las aguas”.

Pues, simplemente que tu deberás someterte y sufrir paciente y heroicamente al primer Nigredo que te acomete, y gran parte de tus bloques minerales y metálicos serán removidos.

En efecto, al principio de la Gran Obra, la materia debido al mérito de sus primeras y sucesivas trasformaciones, asciende de nivel y se descompone, es decir adquiere  un intenso color negro.

Este color endrino indica que la Tierra o Materia está siendo intensamente purgada-

Es remecida con rudeza, y son quemadas todas sus adherencias, hasta que se disuelvan sus moles, compuestas de estratos minerales y metálicos, y en tu tierra comienza a separarse lo puro de lo impuro.