Ireneo Filaleteo 1645, 1 – III

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

APIANO LEON DE VALIENTE.

EDITOR  FRITZ GOTTLIEB.

CAPÍTULO: 1 ACÁPITE  III.

 

                DE LA NECESIDAD DEL MERCURIO DE LOS SABIOS PARA LA OBRA DEL ELIXIR.

                Filaleteo dice:

                La clave secreta de la  Alquimia  se encuentra inmanente en el Rebis y, citando a otro Sabio, agrega: “Todo lo que requieren los Adeptos para consumar su Gran Obra, se encuentra en el Rebis o Mercurio de los Sabios.”

                Apunta que Geber dijo: “Alabado sea el Altísimo que ha creado a nuestro Mercurio de los Sabios o Rebis, que tiene una naturaleza tal, que lo sobrepasa todo.”

                Agrega Ireneo, que está hablando del Rebis o Mercurio de los  Sabios, que es un “compuesto espiritual, femenino,  vivo, vivificante y, por tanto no nos referimos al mercurio vulgar, que es macho,  corpóreo, especificado y muerto.”

ANÁLISIS:

                ¿Por qué todo el secreto del Ars Regia  se concentra y centraliza en el Rebis? Porque la secreta labor del Rebis consiste en transformar todos los corpúsculos negros de una personalidad inconclusa, en gránulos de blanca radiancia, propios de la estructura del Alma.

                La existencia del Mercurio de los Sabios se fundamenta en la constante y férrea purga de un azufre tosco, de baja calidad, hasta culminar en una esencia Azufrosa o Mercurio Fuego que, con la colaboración del Mercurio o Interno Liberado, dan paso  al  Rebis Blanco, Cuerpo de Luz o Alma.

rebis

En el Mercurio de los Sabios se ubica todo lo que los Sabios precisan para consumar su Gran Obra.

                He aquí algunos de los cambios que el Rebis, ocasiona  en la naturaleza de hombres y mujeres:

                – La Tierra o Materia humana,  gracias al Alkahest, comienza a ser nutrida por primera vez, antes de este momento, el Alkahest  sólo la purgaba.

                -El Rebis o Mercurio de los Filósofos pule y aminora las imperfecciones de la Materia o Cuerpo Físico.

                -El Mercurio de los Filósofos impone una mayor fluidez en la conexión del Cuerpo Físico con la irradiación del Alkahest.

                -La acción del Mercurio de los Filósofos hace al alquimista más consciente de sus actos y, por ende, hace que el hombre y la mujer  abandonen  gradualmente su pesada mecanicidad.

Fenix en llamas

                Puede decirse, también, que en la formación del Mercurio de los Sabios no se “entrometen las manos del hombre, ni de la mujer”, porque se trata de una formación llevada a cabo en el interior de tu cuerpo físico, mediante el efecto que produce la irradiación del Alkahest, que en forma de Rocío Cocido, que es atraído por el ejercicio diario del Solve et Coagula. Por esta razón no se le puede encontrar en el comercio humano, ni se puede ceder, obsequiar o transferir por ningún título.

                Geber alaba  la formación del Rebis o Mercurio de los Sabios, porque alcanzar ese estado de conciencia, implica evidenciar que una energía viva, que tu Alma toque a tu materia, para que  desarrolle y afine su proceso alquímico.

                Si no existiera el Mercurio de los Sabios, el alquimista carecería de ese Fuego Secreto que le permite concluir su Gran Obra, puesto que el Rebis promueve en el practicante una radical, profunda y perfecta disolución de su materia corporal.

                La disolución en referencia, es la primera y más importante de tus trasmutaciones, pues ella permite apartar del Caos a las partes ya purificadas de tu Tierra, y construir con ellas un nuevo estado de conciencia, esencialmente lúcido, dentro de tu propio cuerpo.

Boda alquimicaVITRIOL: Visita Interiora Terrae Rectificandum Invennies Ocultum Lapidum, “Visita tu tierra interior, rectificándola encontarás tu piedra oculta.

El Mercurio de los Sabios no accederá a ti, sin que antes no hayas vivido y experimentado el  báratro de convivir con un azufre bajo, originado por  de soles y lunas  de ínfima calidad, que impone en ti la acción de una fuerzas artificial que te estructura una falsa personalidad, carente de coraje y de visión, que el Caos domina, comprime y exprime a su amaño.

                El Mercurio de los Sabios es Vivo, Activo, porque posee el don de la pureza que siempre va hermanada con el Poder. Es un Mercurio que ya no está adormido, pues ha sido liberado de la mayoría de sus bloques minerales y metálicos, que lo constreñían y lo distanciaban del alquimista que lo cobijaba.

buena salud

Finalmente, el Rebis es vivificante porque ha trascendido la pequeñez de la materia y se desplaza hacia el lugar donde fue originado.