Get Adobe Flash player

Ireneo Filaleteo, Cap 16 – VII

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

Capítulo 16 Acápite 7

“DE LA AMALGAMA DEL MERCURIO Y DEL PESO CONVENIENTE DE UNO Y DE OTRO.”

Ireneo Filaleteo agrega que hay que proseguir colaborando en la formación del Rebis Blanco, hasta que no sea posible extraer ninguna otra coloración de la amalgama del Mercurio Interno liberado, y del Azufre Fuego llamado Rebis Blanco.
Entonces, al observar esta amalgama o Rebis Blanco, verás u observarás que es tan claro como la plata más pura y de la blancura más estupenda de la plata mejor pulida.
Colateralmente a lo ya dicho debe agregarse que debes poner especial atención en evitar en la cocción del Rebis Blanco, temperaturas descontroladas, esto es, las conmociones desatadas por rabias, resquemores, y toda clase de pestilencias, provocadas por nosotros o asimiladas por terceros. En el caso de que persistan los fuegos abajados e incontrolables síguelos perfeccionando hasta que sean un pacífico remanso.
Este trabajo es laborioso, sin embargo verás tu tarea compensada por los signos que aparecerán en la obra.

ANALISIS

El laborante, mientras avanza durante el proceso de la elaboración del Rebis Blanco, es sometido a profundos cambios que entorpecen y agitan el cansino estado de su mecanicidad.
El laborante es apremiado por la repulsión que siente su materia ante un proceso que le produce permanentemente intranquilidad. Sufre, se agita se rebela e incomoda, al no tener claridad de los efectos y cambios que produce el Alkahest dentro de él, es una quemazón permanente de todo, producida por lo que antes lo sostenía exteriormente.
Sin embargo interiormente se aferra a la energía que actualmente recibe del Alkahest, y sabe que esta imantación que pule su materia diariamente mediante el Solve et Coagula, extraerá de él, toda las superficialidades innecesarias y dañinas.
El estudiante será así liberado de la prisión dañina sufrida por eones, trasmutando todo lo que lo limita, y se liberará de las ataduras que constriñen, trituran e inhabilitan su carne, y sufrirá al dejar atrás todos los impedimentos más queridos para él que se han incrustado en su carne, y sufrirá el desconsuelo de sentirse un paria en un laberinto sin salida, pero alcanzará la otra orilla liberado, de tal suerte que se situará en un estado de remanso y claridad que lo enaltecen.

Vasudeva, el barquero que ayudó a Siddartha a cruzar a la “otra orilla” y alcanzar el Nirvana (Hermann Hesse, “Siddartha”, 1922)

Es la manifestación de una conciencia clara como la plata mejor bruñida, una claridad que lo guía y lo hace poseedor del primer grado de claridad del Rebis Blanco.
Porque hemos de saber que la conciencia que proporciona el Rebis Blanco, es asimilada gradualmente por etapas, de manera que el desarrollo de la luz en esta ocasión, se define por los tres grados de expansión de lucidez de conciencia que proporciona el Rebis Blanco.
Primer grado: Tomar conciencia de la luminosidad que interpenetra al operante
Segundo grado: practicar la luminosidad que nos otorga el Alkahest, ensayarla una y otra vez con cada situación que tengamos que resolver,
Tercer grado: impregnarse de esta luminosidad continuamente y ser consciente de su continua expansión y certeza de sus resultados.

Ireneo Filaleteo Cap 16 – VI

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

Capítulo 16 Acápite 6

“DE LA AMALGAMA DEL MERCURIO Y DEL PESO CONVENIENTE DE UNO Y DE OTRO.”

 

Ireneo Filaleteo nos aconseja una definida etapa del proceso alquímico que consiste en:

1.- Toma espíritu de vinagre y disuelve en un tercio de su propio peso  la sal de amoniaco.

2.- Pon al sol y al mercurio, antes de su amalgama en este licor.

3.- Ponlas en un vaso de cuello largo, y déjalo hervir durante un cuarto de hora con ebullición fuerte.

4.- Retira entonces, la mezcla del vaso y separa el licor.

5.- Calienta un mortero y tritura fuerte y cuidadosamente la composición.

6.-. Luego, en agua caliente, quítale toda la negrura.

7.- Ponla en el mismo licor, hazla hervir de nuevo en el mismo vaso, tritura, aun fuertemente y lava.

ANALISIS

Tal como en el acápite 4 de este mismo capítulo 16, Ireneo Filaleteo se refiere a tareas alquímicas que incumbe determinar y ejecutar exclusiva y excluyentemente al Alkahest, sin que la conciencia humana de vigilia tenga ninguna idea sobre el particular.

Lo anterior, como ya dije en otra ocasión, resulta inoficioso que el hombre se preocupe por funciones que sólo atañen al Alkahest, y que el laborante experimenta por el solo hecho de realizar diariamente el ejercicio del Solve et Coagula.

Con todo y a fin  de aumentar el acervo de términos alquimicos, explicaremos algunas de sus frases:

1.- ¿Qué quiere decir “tomar espíritu de vinagre”?

El espíritu de vinagre es el Alkahest, el compuesto debe absorber gran cantidad de Alkahest.

¿Qué quiere decir “disolver y volatilizar en este espíritu de vinagre un tercio de la sal de amoniaco que se encuentra en la materia Humana”?

Imagen relacionada“Pretiosissimum Donum Dei”, de Georgium Unrach, s. XVII

La sal de amoniaco es la materia humana podrida, descompuesta y  endurecida que emite un fuerte hedor a descomposición.

2,. ¿Qué quiere decir “poner a la materia o sol, en forma de azufre fuego, y al Mercurio en forma de mercurio interno liberado, antes de su amalgama o formación del Rebis Blanco en el mismo licor”?

Es colocarlos en el caldo o licor producido por el cocimiento de la materia humana descompuesta y endurecida.

3.- ¿Qué quiere decir: “Ponlas en un vaso de cuello largo, y déjalo hervir durante un cuarto de hora con ebullición fuerte.”? El licor ya referido debe encontrarse en el interior del cuerpo humano al que se alude mencionando que tiene un cuello más o menos de una palma o de diez dedos.

Resultado de imagen para donum dei alquimia“Pretiosissimum Donum Dei”, de Georgium Unrach, s. XVII

En cuanto a que haya de tener una cocción de media hora, es este un tiempo indefinido porque tales lapsos difieren en su longitud según los experimente un Filaleteo poseedor de una mente y de una destreza inimitable que cualquier otro alquimista de preparación menor.

4.- Esta misma composición de materia y mercurio vuelve a triturarla cuidadosamente y mientras se encuentra dentro del cuerpo humano, hasta descomponer totalmente el compuesto.

5.- Y con el Alkahest quítale toda la negrura, seguidamente ponla en el mismo licor o caldo producido por el hervor de la materia descompuesta y endurecida, cuécela en el mismo vaso (cuerpo humano) fracciónala, y continua fragmentándola con el mismo rigor, y continua lavándola con el agua de fuego o Alkahest.

6.- Luego, con la persistente imantación del Alkahest, quítale lo que le queda aún ennegrecido.

 

Ireneo Filaleteo Cap 16 – V

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

Capítulo 16 Acápite 5

“DE LA AMALGAMA DEL MERCURIO Y DEL PESO CONVENIENTE DE UNO Y DE OTRO.”

1.- Ireneo Filaleteo recomienda que hay que juzgar la consistencia de la composición agitándola.

2.- Y si es tan moldeable como la mantequilla, permita que se hagan bolas con ella

3.- Y que colocadas con precaución en un papel limpio o blanco, estas bolas se endurezcan en el reposo.

4.- Sin ser más líquidas en el fondo que en la parte superior, entonces la proporción es buena

 

ANALISIS

En este acápite Ireneo Filaleteo señala que el laborante debe comprobar la consistencia de la composición del producto.

1.- Esto quiere decir que el Alquimista está empezando a percibir en sí mismo los poderes y facultades que otorga el Rebis Blanco, ahora el único medio que tiene para verificar esta situación consiste en observar si las agitaciones provenientes de la Via Larga no lo trastocan y desarticulan al naciente Rebis Blanco.

 

Resultado de imagen para el grito“El grito” del pintor noruego Edvard Munch es  símbolo de la angustia vital.

2.- Asimismo el discípulo debe atestiguar que el Rebis Blanco sea tan moldeable como la mantequilla que se hagan pequeñas esferas con él.

3.- Y que, colocadas con precaución en un papel limpio o blanco, estas pequeñas esferas se endurezcan en el reposo.

¿En qué consiste el papel limpio o blanco?

El papel blanco o limpio, es la atmósfera de paz, estabilidad, y tranquilidad que el estudiante con mucha dificultad logra establecer intermitentemente, en sus vehículos, porque las funciones del Rebis se paralizan en las atmósferas en las que prevalecen el temor y la discordia.

¿En qué consiste el papel limpio o blanco en que son colocadas las pequeñas esferas ya citadas?

Imagen relacionada

Consiste en el estado de pureza que ha alcanzado el compuesto donde permanecen sin ser alteradas las pequeñas esferas.

4.- El decir que, si el Rebis Blanco permanece en un medio sereno, equilibrado, y luminoso se endurezcan con el reposo, esto implica que alcanzan las pequeñas balotas su consistencia ideal.

Con todo esto las esferas formadas no son más líquidas en el fondo que en la parte superior, (son de una pureza homogénea) entonces consecuentemente la proporción es buena.

Ireneo Filaleteo Cap 16 – IV

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

Capítulo 16 Acápite 4

“DE LA AMALGAMA DEL MERCURIO Y DEL PESO CONVENIENTE DE UNO Y DE OTRO.”

Ireneo Filaleteo refiriéndose a la limpieza de Nuestra parte espiritual, (Mercurio) y nuestra parte terrenal (Azufre) proporciona las siguientes fórmulas para llevar a cabo esta purificación.

1.- Tomar 2 o 3 partes de Mercurio por una de Materia

2.- O bien tres partes de materia por 4 de Mercurio (Espíritu)

3.- Y según las proporciones de Mercurio la amalgama será más o menos dura

4.- Pero recuerda siempre que es preciso poder coagularlo en pequeñas esferas y que estas pequeñas bolas, separadas se coagulen de tal modo que el Mercurio, en el compuesto no aparece más vivo en el fondo, que en la parte superior.

 

ANALISIS

Estas fórmulas, son prácticamente inextricables, para el laborante que profesa la Alquimia Tradicional de Alto Grado.

Porque en este caso la formulas presentadas por Ireneo son incomprensibles e  inaplicables para los seguidores quienes profesan la Alquimia Tradicional de Alto Grado.

Porque su modus operandi, radica esencialmente en las diversas y múltiples acciones producidas por las candentes irradiaciones del Alkahest que limpian a otra ígneas irradiaciones de la materia o Azufre Humano, con todo este acápite en estudio hace alusión a la existencia de innúmeras acciones alquímicas dispuestas exclusivamente por el Alkahest, sin conocimiento de la conciencia objetiva del ser humano, y las cuatro formulas ofrecidas por Ireneo en esta oportunidad, no son sino, el quehacer privativo y excluyente del Alkahest en diferentes instancias de los distintos estados de suciedad que presenta la materia que se trabaja.

Notre Dame de París, pórtico central. “La Putrefacción”: Esta matrona tiene sobre sus rodillas un disco con el sobrerelieve de un cuervo. La presencia del cuervo indica que la materia está en perfecto estado de putrefacción y que se volverá íntegramente negra, se desintegran y licuan los componentes que mantienen a la Tierra en estado de convulsión. Tal transformación se produce debido al intenso calor  emanado del Alkahest.

Así por ejemplo. Cuando Filaleteo en sus fórmulas señala que hay que tomar 2 o 3 partes de Mercurio por 1 de Materia alude a los procesos de putrefacción, solución y destilación.

Putrefacción: es el proceso de descomposición y muerte de lo  artificial empotrado en la piedra bruta.

Solución: consiste en la unión del Azufre volatilizado con el Mercurio interno liberado, también candente y evaporado para producir con su amalgama, el Rebis Primero, Mercurio Doble o Fuego secreto de los Sabios.

Destilación: por su parte se produce cuando una pequeña proporción de azufre es alcanzada por el Alkahest y se evidencia como una masa de vapor incandescente que asciende a las alturas en forma de Rebis Primero o Rebis Blanco.

Por eso reitero que resulta inoficioso y estéril cualquier intento de discernir y razonar de esta materia, que es de incumbencia exclusiva del Alkahest.

Desde luego que resulta inoficioso y estéril el esfuerzo que hagamos por comprender esas fórmulas, porque solo son entendidas por el Alkahest que las pone en Acción, y así en nuestro arte hay miríadas de mezclas semejantes a las actuales, que solo cabe dejarlas al entendimiento y conducción del Alkahest.

¿Y por qué entonces introduce este acápite Ireneo en su libro?

Ireneo agrega estas fórmulas en este acápite de su libro  pata recalcar que esta Alquimia también está sujeta a múltiples procesos y formulas internas, que no son dirigidas por el hombre, sino por la acción exclusivamente del Alkahest, y el hombre, en este caso solo pone a disposición su cuerpo o materia para ser elaborado mediante una continuada acción del Alkahest a través de la práctica diaria del Solve et Coagula.

Cabe puntualizar, por fin, que el cuerpo o materia del laborante debe ser dividido en múltiples bolas pequeñas, para que la irradiación del Alkahest lo irrigue completamente, y al final esta materia así dividida, se coagule en un solo todo en el cual el Mercurio esté uniformemente difundido en el compuesto.

Ireneo Filaleteo Cap. 16 – III

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

Capítulo 16 Acápite 3

“DE LA AMALGAMA DEL MERCURIO Y DEL PESO CONVENIENTE DE UNO Y DE OTRO.”

 

Capítulo 16 Acápite 3

DE LA AMALGAMA DEL MERCURIO Y DEL PESO CONVENIENTE DE UNO Y DE OTRO.

La justa ley, en este caso quiere decir, que el Azufre y el Mercurio no deben estar alterados respecto a su correcto volumen y peso de manera que esa mezcla de consistencia parecida a la mantequilla, quede blanda y suelta, y que, sin embargo, se pueda formar con este compuesto pequeñas esferas  redondas a semejanza de la mantequilla, que es muy blanda y cede a la presión de los dedos. De modo que cuando las mujeres las lavan puedan formar con ellas una sola esfera más grande.

Ahora, si esa mantequilla es depositada en un plano inclinado, no se debe dejar o permitir que se escurra una sola gota del agua que contiene. Pues esa masa de Azufre y Mercurio tiene una formación ya definitiva, estructurada durante toda la Vía Larga mediante el trabajo de las siete Águilas… (fragmentación, licuación, fermentación, corrupción, putrefacción volatilización e igneidad), a la cual no se le agrega  ni se le extrae nada, y se mantiene sin alteración alguna cualquiera que sea su inclinación en los planos en que se la deposita.

 

ATALANTA FULGIENS Figura 13, el Emblema señala que: “El cobre de los filósofos es hidrópico y requiere ser lavado siete veces en el río, igual que el leproso Naamán en el Jordán”.  El tener que lavar siete veces la materia, significa que, para que esa tierra absorba con plenitud la Energía Mercurial, (Alkahest) con antelación debe someterse a diversos Regímenes de Fuego, cuya completitud, en el plano físico, se simboliza con el número  7. 

 

ANALISIS

La masa de este cuerpo en formación debe ser blanda y moldeable y, sobre todo, sus componentes Azufre y Mercurio deben estar indisolublemente adheridos entre sí, de modo que no se produzca la fuga del Mercurio.

Cualquiera sea el temporal o desestabilización que arremeta contra el laborante, no provoque el derrame de un ápice de la Luz ya lograda, estado de equilibrio que se impone sobre lo oscurecido es decir el compuesto es ya definitivo (Rebis Blanco o Rebis Primero), y no sufre conmoción alguna con cualquier estado desestabilizado que procure desviar de su trabajo al estudiante.

No obstante cualquier hecho torcido, oscuro y abajado que cometa el Alquimista, desbarata la formación del Rebis Blanco o del Rebis Primero.

 

 

 

 

Regístrese en la comunidad
para recibir información y artículos sobre
Alquimia Tradicional de Alto Grado

Categorías