Get Adobe Flash player

Ireneo Filaleteo Cap 18 – I

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

Capítulo 18 Acápite 1

DEL HORNO O ATANOR FILOSÓFICO

 

Ireneo Filaleteo hace una apretada síntesis de lo que ha enseñado en el libro que se comenta: o “La Entrada Abierta al Palacio Cerrado del Rey.”

Precisa que:

1.- Se ha hablado del Mercurio (mercurio interno) de su preparación, proporción y virtud.

2.- También del Azufre, de su necesidad y uso en Nuestra Obra.

3.- Ha enseñado cómo hay que prepararlos (Azufre y Mercurio o terrenalidad y espiritualidad)

4.- Hablé mucho del vaso donde tenía que sellarse.

5.- Pero te advierto que hay que entender todo esto con un grano de sal (perspicacia espiritual), no sea que, procediendo al pie de la letra, te suceda, a menudo, errar.

ANÁLISIS

Los textos alquímicos están sellados para el profano.

De estos escritos debe captarse la Luz de trasfondo que los ilumina, los que deben ser asimilados con un grano de sal, porque si lo haces al pie de la letra errarás a menudo.

Esta asimilación, por medio de los sentidos internos, en creciente despertar, constituye la mitad del conocimiento. El resto de la asimilación proviene de la asidua experimentación del desarrollo alquímico en nuestro propio cuerpo.

Esta doble captación debe llevarse a cabo con un grano de sal o perspicacia espiritual, porque si no usas tus sentidos internos y te ciñes a un limitado entendimiento literal, al pie de la letra, errarás a menudo.

 

 

Ireneo Filaleteo Cap 17 – VI

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

Capítulo 17 Acápite 6

DE LAS PROPORCIONES DEL VASO, DE SU FORMA, DE SU MATERIA Y DEL MODO  DE CERRARLO

Filaleteo acota, que tratándose de las acciones la Alquimia Tradicional de Alto grado, no tiene objeto reunir una batería de hornos, vasos de vidrio, vasos de tierra, atanores y alambiques, sin poseer la teoría y la práctica del uso de esos instrumentos que, por lo demás no necesitamos como otras alquimias de igual peso que la nuestra, que lo hacen, con toda razón según sus principios.

  • En sus operaciones, los Espagiristas emplean elementos del reino mineral, vegetal, animal e incluso humano. Sus trabajos son realizados con el fuego vulgar o combustible.

Que los torpes sofistas callen pues sus habladurías, sus impúdicas mentiras que seducen a tanta gente, y no producen ningún resultado si no cuentan con un cuerpo, una descendencia perfecta de Venus y de Diana, que es el oro puro, no se puede obtener ninguna tintura permanente.

Nuestra Piedra es, por una parte respecto a su nacimiento vil, inmadura y volátil, y por otra parte es perfecta, preciosa y fija.

Las especies del cuerpo y el espíritu son el sol y la luna, el oro y el Azogue.

 

ANÁLISIS

Por cierto que la adquisición y empleo de vasos de vidrio, carbones, vasos de greda, hornos, cabos e instrumentos de hierro, necesarios para una labor de experimentación externa, ha de tener, necesariamente un costo económico.

  • Los Sofistas: diestros en la retórica y la demagogia, capaces de disfrazar la mentira como verdad y la verdad como mentira.

Y que los torpes sofistas callen sus habladurías y sus impúdicas mentiras que seducen a tanta gente, lo cierto es que si no contamos con la capacidad  de hacer Nuestro Rebis, todos los estados logrados en nuestro quehacer alquímico, donde se conjuga la suavidad amorosa de Venus con la severa adustez de Diana, cuya debida y armoniosa conjunción permite producir el Oro o materia elaborada, porque no logramos hacer ni aplicar ninguna tintura mercurial permanente.

 

Nuestra Piedra sin elaborar es vil, inmadura y volátil, pero esa misma piedra debidamente trabajada es perfecta, preciosa y fija, los materiales que trabajamos en nuestro laboratorio interno son básicamente el sol y  la luna, y la materia y el azufre proporcionado por nuestro cuerpo físico, y lo sidéreo que es el Mercurio.

 

Ireneo Filaleteo Cap 17 V

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

Capítulo 17 Acápite 5

DE LAS PROPORCIONES DEL VASO, DE SU FORMA, DE SU MATERIA Y DEL MODO  DE CERRARLO

Dice Ireneo en este Acápite:

Muchos sudan tratando de obtener el Mercurio del sol.

Otros, el Mercurio de la luna, pero en vano.

Pues, en esta obra, es engañoso todo lo que cuesta caro.

Afirmo que con un florín es posible comprar tanto principio material de Nuestra Agua como haría falta para animar dos libras enteras de mercurio, a fin de hacer el verdadero Mercurio de los Sabios.

ANALISIS

Muchos sudan tratando de obtener en vano, el Rebis del Sol y de la Luna, pues utilizan una experimentación externa y engañosa que les cuesta  cara.

Solo con esfuerzo, paciencia y tiempo se puede hacer el verdadero Mercurio de los Sabios o Rebis, que obtenido apropiadamente hace de Nuestra Tierra una Tierra Foliada que, para el Artista tiene un valor más elevado que el oro más puro, pues esta tierra resiste cualquier prueba, y es con mucho lo mejor para Nuestra Obra.

¿Qué quiere decir en este Acápite Quinto, que Ireneo vuelva a reiterar que todo lo caro resulta engañoso?

En este  caso, lo engañoso no es el verdadero costo no material, que significa elaborar La Obra, sino que este costo no material va más allá de toda ponderación de cualquier precio, ya sea corona, ducado o florín, porque La Obra en sí no se puede valorar materialmente aunque se sienta el peso y la carga que significa elaborarla, este es un trabajo invisible que no tiene medición ni precio material.

Ireneo Filaleteo Cap 17 – IV

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

Capítulo 17 Acápite 4

DE LAS PROPORCIONES DEL VASO, DE SU FORMA, DE SU MATERIA Y DEL MODO  DE CERRARLO

 

1.- Filaleteo descalifica a aquellos que imprudentemente afirman que la labor alquímica tiene un costo menor que un ducado.

Esto significa que jamás han tenido ocasión de desarrollar la obra de principio a término, en su propia materia o cuerpo físico.

2.- Es cierto, por otra parte, que es importante agregar otras cosas que son necesarias a la Obra y que cuestan dinero.

3.- Pero, apoyándose en los filósofos, estas gentes pretenden que todo lo que cuesta caro es, en Nuestra Obra, engañoso.

4.- Para enjuiciar los costos que se discuten, es necesario precisar en qué consiste la Gran Obra.

Desde luego, formar la Piedra, pero más que nada consiste en descubrir la humedad en la que el oro se licúa, como el hielo en el agua tibia.

ANALISIS

Ciertamente hay personas desinformadas, que estiman que el desarrollo del Arte Real no puede costar más que un ducado.

 

Sin duda alguna hacen esta afirmación, porque nunca han experimentado por si mismos y de primera mano, el quehacer alquímico de principio a fin.

Con todo hay instrumentos necesarios para desarrollar la obra, que cuestan dinero, pero este dinero no es otra cosa que el esforzado trabajo y paciencia ilimitada empleada por el laborante.

Otros afirman que, en el campo de la Alquimia, todo lo que cuesta dinero es decir, transpiración y un pensar fatigoso, es engañoso, por cuanto el laborante no sospecha la carga de trabajo que se echa sobre sus espaldas.

Pero estos “opinantes”: ¿Qué saben estos sobre Nuestra Obra?

Nuestra tarea consiste en hacer la Piedra, meta que requiere un sinfín de trabajo como:

  • Unir el sol y la luna
  • Formar el Azufre
  • Liberar al Mercurio Coagulado
  • Formar los dos Rebis
Donum Dei s. XVII, La Gran Obra, Nuestra Obra , la Obra del Alquimista: NIGREDO, compuesto por sol y luna, es el círculo del sudor. ALBEDO, la gran carga metálica está comenzando a deshacerse y convertirse en Luz después de múltiples lavados ígneos. RUBEDO, en él predomina el invisible soplo Celeste, su trabajo consiste en fijar el Rebis en el Cuerpo de Luz o Vellocino de Oro.

En síntesis, se realiza el primer Régimen de Mercurio, o Solve et Coagula, con cuya práctica diaria se atrae la humedad o irradiación del Alkahest, que disuelve a la Materia No Elaborada, la que al licuarse provoca los sucesivos regímenes Alquímicos.

En esta labor perseverante y difícil, consiste Nuestro Actuar, que no es un hacer engañoso.

Ireneo Filaleteo Cap 17 – III

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

Capítulo 17 Acápite 3

DE LAS PROPORCIONES DEL VASO, DE SU FORMA, DE SU MATERIA Y DEL MODO  DE CERRARLO

Filaleteo dice, que el inicio de la Obra no cuesta más que tres ducados o tres florines de oro.

La fabricación de una libra de Nuestra Agua no cuesta más que dos coronas.

Es cierto que faltan algunos instrumentos que no son muy caros y si tuvieras mi aparato de destilación, no tendrías que ocupar los vasos  que se rompen fácilmente.

ANALISIS

El trabajo alquímico no demanda ningún gasto económico.

Resultado de imagen para florines

 

Los ducados, florines o coronas, aluden simbólicamente al esfuerzo que debe realizar el alquimista para la consecución de su Obra.

Imagen relacionada

Los instrumentos que se demandan son de naturaleza tal como, la paciencia, la autodisciplina, y el tiempo que se invierte en la Gran Obra.

 

 

Regístrese en la comunidad
para recibir información y artículos sobre
Alquimia Tradicional de Alto Grado

Categorías