Get Adobe Flash player

Ireneo Fialeteo 1645, Cap 13 – 34

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.       AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.
“DEL USO DE UN AZUFRE MADURO EN LA OBRA DEL ELIXIR.”

Capítulo 13 acápite 34

Filaleteo compara y contrasta sus métodos alquímicos con los de sus pares, diciendo: -“Sé que hay muchos laborantes que conocen cabalmente el Arte Real, y que se caracterizan por guardar herméticamente sus conocimientos, sin comunicarlos a nadie”

En cuanto a mí se refiere –agrega Filaleteo– siguiendo la inspiración que proviene de mi Dios, expongo sin ambages y abiertamente todo lo que he visto y todo lo que he experimentado, en el Ars. Regia, mediante la publicación de este libro, que aquí presento, y que es desconocido, hasta ahora, por todos mis iguales.”

 

ANÁLISIS.

Ireneo Filaleteo indica que sabe que hay muchos Alquimistas que en el desarrollo de su Gran Obra, han experimentado y vivenciado, en sí mismos y de primera mano, todos los pasos que conforman a la Alquimia y, al mismo tiempo, han  perfeccionado al máximo su conexión con el Alkahest. Trabajando en su Laboratorio Interno, conformado por tres columnas huecas y tres rotas (ruedas, padmas o chakras), han absorbido el más verídico conocimiento alquímico, y este bagaje de sabios principios alquímicos los han mantenido en el más estricto silencio.

Catedral de Amiens (Francia) El pórtico del Salvador: “El Fuego de la Rueda”. La figura de un filósofo (Alquimista) que apoya su cabeza sobre su mano derecha. Le es menester comenzar a trabajar en su Rota microcósmica diseñada aquí como dos ruedas para representar el doble giro ascendente y descendente del Solve et Coagula.

Así, por ejemplo, estos artífices descubrieron que el desarrollo alquímico que experimenta el Alquimista es de una secuencia plurifacética y simultánea, con esto quiero decir que las primeras balotas negras presentadas por las Palomas de Diana, se transforman en balotas blancas, y siguen su avance y perfección, mediante las permanentes irradiaciones del Alkahest, transformándose en Azufre Fuego, Rebis Blanco, Rebis Rojo, Elixir Rojo y Espíritu.

En otras palabras, el Proceso alquímico se desarrolla simultáneamente laborando en la rota estrecha de la Columna Hueca de Boaz y la rota inferior y superior de la Columna Hueca del Medio y así ocurre también con todos los pasos alquímicos.

Como dice Filaleteo, la mayor parte de los Alquimistas de su tiempo, guardaron para sí todos los secretos de este Arte.

En la época en que vivía Filaleteo, esa Sabiduría resultaba inadmisible para el medio, por  eso, no convenía difundirla a terceros.

La ley del estricto silencio era tan vital que Filaleteo no se atrevió a comunicar a sus Hermanos en el Arte, que él estaba difundiendo las claves alquímicas.

Ireneo Filaleteo Cap 13 – 33

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.       AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.
“DEL USO DE UN AZUFRE MADURO EN LA OBRA DEL ELIXIR.”

Capítulo 13 acápite 33

Filaleteo proclama a los cuatro puntos cardinales, que su libro, “La Entrada Abierta al Palacio cerrado del Rey”, lo ha escrito con el propósito de no morir sin prestar una ayuda útil y señera.

En efecto, se propuso que su obra fuera la precursora del Renacimiento de la Alquimia, en el período del Ars. Regia, denominado Elías Artista, a fin de facilitar la Vía  evolutiva trazada por  el Todo Poderoso.

Paracelso dice: “Con este arte, el Señor otorga la sabiduría para mantenerlo secreto hasta la llegada de Elías Artista. Entonces será revelado lo que ha sido ocultado.”

Concluye Ireneo señalando su deseo que toda la gente, que esté preparada, para recibir este Arte- Ciencia, lo practique.

Con todo esto, los Oropeles, Boatos y Joyeles serán poco apreciados, y sólo importará sobremanera el método de atraerlos al plano material mentalmente.

Y, entonces, se podrá apreciar a la Verdad, cara a cara, que es estimable por sí misma.

ANÁLISIS.

Filaleteo anuncia que en su libro “La Entrada Abierta al Palacio Cerrado del Rey”, entrega la Fuente misma de la Sabiduría Divina, para acicatear el despertar del ser humano, para que se realice un gran cambio en hombres y mujeres, y con ello, se produzca una gran transformación, alivianando los pesados bloques de dureza que los cargan y oprimen.

Filaleteo espera que las lecciones que proporciona  cambien el estado de Caos que embarga a la humanidad, por una creciente Luminosidad espiritual.

Ireneo expresa que su más sincero deseo es que los más capacitados se avoquen al estudio y desarrollo de los preceptos alquímicos, para que estos saberes sean absorbidos y proyectados en su vida diaria, para que su abundancia de Oro Espiritual la manifiesten desde su más puro Ser Interior.

Los Adeptos se extasiarán al comprobar sus logros precipitados por su poder interno y con ese extraordinario dominio y potestad, y este estado de conciencia, les harán desvirtuar y rechazar todo lo superfluo, porque si algo les hace falta, tendrán el gran arbitrio de atraerlo a su existencia.

A raíz de este proceso se podrá hablar con verdad y, consecuencialmente, se practicará el real conocimiento, tal como es. Y se instaurará la Verdadera manifestación de lo Divino en todo el quehacer de la Humanidad preparada.

La gran magnificencia del verdadero Oro espiritual se manifestará en los laborantes adelantados. Y tal brillo inmarcesible será reconocido y activado, y también resaltará la importancia de mantener una constante conexión con la Divinidad (Alkahest).

El alquimista tradicional y pintor Jean Perréal, figura a la Alquimia como una mujer joven y desnuda, para destacar que en la labor de Ella, no se requiere de ropajes o elementos extraños al ser humano.

Con lo anterior, resurgirá la Verdad desnuda que es irrebatible, porque nadie podrá poner en duda su veracidad

 

Ireneo Filaleteo, 1645, Cap 13 – 32

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.       AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.
“DEL USO DE UN AZUFRE MADURO EN LA OBRA DEL ELIXIR.”

Capítulo 13 acápite 32

Ireneo Filaleteo nos dice que, desde el punto de vista espiritual puede discernir que sus escritos serán, para muchos, tan valiosos como el  oro fino.

Expresa que gracias a la enseñanza que imparte, necesariamente el oro vulgar será menospreciado.

Seguidamente, se refiere tanto a los Alquimistas nobeles, como a  sus pares, los Alquimistas ya formados (“Padres de los bisoños”.)

Estamos en fin de los Tiempos, ocasión en que se aumenta e intensifica considerablemente el afán de estudiar debidamente el Arte Real, y la reencarnación actual de antiguos Magos o Alquimistas de alto rango, esto es así, porque el mundo clama  por conocimientos para sostenerse en una tierra, que se manifiesta cada vez más hostil y suicida, entonces la Sabiduría propia de  los antiguos Magos-Alquimistas, que ahora están presentes, cuyas luces se extenderán por el planeta, y cuando este sublime conocimiento llegue a nuestra mente, nos hará mirar sin temor las acechanzas dirigidas contra nuestra vida, y daremos gracias a Dios nuestro Señor.

Finalmente, dice Filaleteo, estos conocimientos llevados  a la práctica producirán maravillas inauditas, y su Alma se estremecerá de gozo al ver con ello, delirantes de felicidad, a los integrantes del globo terráqueo.

ANÁLISIS.

Filaleteo anuncia que sus escritos serán, para muchos, la base para elaborar la Gran Obra, y también la Luz que activa la mente de los hombres, para reconocer y rescatar, hacer vivos  y actuantes los tesoros escondidos que están inactivos en el Vaso o Cuerpo.

Bajo el estado de lobreguez que vivimos  en la Vía  larga, yace un Mercurio Puro que está aplastado, coagulado por esa oscuridad. La fuerza y energía irradiadas por ese Mercurio Interno adormido más el fuego inconmensurable o irradiación del Alakhaest harán que el oro y la plata vulgares, que han hipnotizado al mundo, sean  despreciados en su justa medida.

Esa oscuridad no perdurará para siempre, la Sabiduría llegará cuando se haya trascendido lo superfluo.

Sabios son aquellos que dominan el cuerpo, la palabra y la mente. Ellos son los verdaderos Maestros. (Siddharta Gautama, El Buda)

Y el verdadero conocimiento espiritual se impondrá con gran intensidad y profundidad, porque el Vaso o Cuerpo involucionado y poco desarrollado, al cultivar una mayor conciencia saturada de silencio,  se abrirá a la Luz para obtener o lograr un estado más próximo al Alkahest, para obtener una conciencia más penetrante por su Silencio y Sigilo Interior  y percibir  la Raíz que sostiene al Mundo.

Filaleteo expresa que sus afirmaciones, que las formula desde suEspíritu, le hacen percibir que los Adeptos regresarán desde los cuatro puntos cardinales de la Tierra.

El reino del  Becerro verá decrecer su poder e influencia, y por eso nosotros nos enfrentaremos a un Becerro mucho más debilitado, porque el Mundo despertará de su ostracismo, provocado por su aceptación y veneración a un anterior Becerro de oro, en toda su plenitud y poderío.

Cuando el mundo se abra a este conocimiento y elabore maravillas, en el hacer corriente del hombre, se intuirá que todos los seres humanos encontraron el verdadero camino de una afinada elaboración,  y se encuentra más allá de su forma física, entonces vivenciarán la Luz de una  real existencia más espiritual.

Ireneo Filaleteo, 1645 Cap. 13 – 31

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.       AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.
“DEL USO DE UN AZUFRE MADURO EN LA OBRA DEL ELIXIR.”

Capítulo 13 acápite 31

Ireneo Filaleteo estima que, a mediano plazo, la pecunia y los valores excesivos serán desestimados y despreciados como las heces o fecas, que han  sido, hasta ahora, el  alimento de la Gran Bestia o Anti-Cristo, ser maligno que será derruido.

“La Humanidad delira y las Naciones toman a este oropel necio, por su verdadero Dios. En este sombrío paisaje, ¿Qué podemos esperar de nuestra liberación y manumisión espiritual?”

“¿En qué es esto compatible con nuestra próxima redención tanto tiempo esperada?”

“¿Es esta la gran redención que la Gran Jerarquía espera de los hombres y mujeres, cuyo hacer ha perdido el sentido de la vida?”

“¿Cuándo se cubrirán de oro las  plazas de la Nueva Jerusalén?”

“¿Cuándo renacerá la Luz en los corazones de los hombres y mujeres, y se exprese o manifieste en la multitud?”

“¿Cuándo sus puertas de finas perlas estarán a la vista?”

” ¿Cuándo el Árbol de la Vida, que está en  medio del Paraíso, dará sus hojas para la salvación del género humano?”

 

ANÁLISIS.

Filaleteo presiente que en épocas futuras todos estos criterios y acciones desatinados, serán reemplazados por una auténtica valoración, y este objetivo, por su importancia debe desvelarnos noche y día, para  vivificar con ello la riqueza espiritual, que yace en nuestro mundo interior, para evitar el efecto de las acechanzas externas que nos confunden y consume.

El don Divino actúa sobre el Cielo y bajo el Cielo, y está al alcance  de quienes se impregnan de él.

Este Don Divino se elabora en el Mundo Interno, y se percibe  en el Mundo Exterior.

El Gran Hacedor nos facultó para hacer de todos nuestros actos, una sublime manifestación, proceso que con su imponderable sabiduría  imanta a los seres humanos, porque El Dios Inmanifiesto lo ideó  y el Alkahest activó los Fuegos para que ardan eternamente, trasmutando en bien todo lo ajeno y envilecido del cuerpo, disolviendo, a su vez, a  todas aquellas acciones rebeldes que  se niegan y resisten  a ser transmutadas y transformadas en Luz, para así ser consumida su hojarasca por el Fuego Superior.

Ireneo se refiere a cada existencia de vida, cuyo real contenido es un diamante escondido, que hay que cortar y pulir, para que emerja, desde su interior, el verdadero poder que dignifica la vida, el Oro Interno en forma de Mercurio Coagulado.

Filaleteo, estima  que en el presente, nuestro presente, la mayoría de la gente que pulula como ajetreados insectos por la corteza  y mares terrestres, está siendo atrapada y enredada en esa  filigrana  entretejida de Bien y de Mal  que fluye constantemente de ese Árbol del mismo nombre . Todos, cual más, cual menos, sin saberlo, pretenden  llegar a distinguir, al menos visceralmente   el Bien del Mal, de allí proviene el nombre de este árbol: El Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal, para darse cuenta si están  bailando de acuerdo a  las melodías del Caos o del Alkahest.

El Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal, obra del pintor alemán Lucas Cranach el Viejo, pintor de cámara de Federico III de Sajonia.  s.  XVI
Apocalipsis 2, 7: “Al que salga vencedor, le daré a comer del Árbol de la Vida, el cual está en medio del Paraíso de Dios.”

En lo que respecta al otro Árbol paradisíaco, el Árbol de la Vida , ogaño,  a la casi totalidad de la marea humana  le resta  aún conocer  y trabajar en los aspectos que custodia el Árbol de la Vida , que concede la  Vida Eterna, sin necesidad de abandonar el  Cuerpo Físico, o prescindiendo de él y continuar viviendo ocupadísimo en el  mantenimiento y corrección del Cosmos,  como, le ocurre al afable  Conde de Saint Germain.

Imagen casi única del Maestro Saint Germain: de acuerdo a Apiano Leon de Valiente, esta es la imagen más cercana a la realidad, y corresponde a su última encarnación.
 

 

IRENEO FILALETEO 1645, Cap 13 – 30

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.       AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.
“DEL USO DE UN AZUFRE MADURO EN LA OBRA DEL ELIXIR.”

Capítulo 13 acápite 30

Ireneo Filaleteo dice  que: “nada le obliga a hablar sobre lo que ha visto, tocado y elaborado, ni sobre lo que tiene y conoce del Arte Real, pero que, de todos modos, lo relata movido por la compasión que siente por los buscadores, como asimismo por la indignación que le produce la avaricia desmedida que siente la Humanidad por el oro,  la plata y las piedras preciosas.”

Lo anterior no es atribuible a las Criaturas de Dios, a quienes honramos.

Por el contrario el resto del mundo adora a los metales vulgares en formas de oro y plata y los reverencian por encima de todas las cosas.

Agrega Ireneo que su deseo es que toda esa avidez e idolatría por lo espurio y banal sea semejante a lo que desencadenó la presencia del Becerro de Oro, que fue reducido  polvo.

ANÁLISIS.

Filaleteo piensa que es inútil que se hable de Alquimia a los engreídos de sí mismos, y sobre los mismos hechos que él  ha visto, tocado y elaborado.

Sólo aquél que realmente ha trabajado, puede afirmar con certeza cómo la Enseñanza lo ha formado, re-elaborado y cambiado, así como ocurre  con la greda en las manos del alfarero. El laborante ha sido objeto de un trabajo  silente e imperceptible, maravilloso y espiritual. En este tramo ha sido azotado por cruentas tempestades, hasta que ha enmudecido,  para que desde ese estado de conciencia, se imponga el Verdadero Ser Real, más luminoso que el oro.

De este modo, movido por la compasión que Filaleteo siente por los buscadores, les insinúa que  no deben prenderse al simple conocimiento intelectual, ni  se aficionen a las desmedidas e incontrolables y disparadas ambiciones por lo espurio. De tal suerte, el error radica en la insaciable e incontrolada ambición  por lo banal, tal como ocurrió con el Becerro de oro, y que estas ambiciones descontroladas deben ser reducidas a polvo. Para que se imponga el Verdadero Ser Real, más luminoso que el oro.

Y sucedió que tan pronto como Moisés se acercó al campamento, vio el becerro y las danzas; y se encendió la ira de Moisés, y arrojó las tablas de sus manos, y las hizo pedazos al pie del monte. Y tomando el becerro que habían hecho, lo quemó en el fuego, lo molió hasta reducirlo a polvo y lo esparció sobre el agua, e hizo que los hijos de Israel la bebieran.”

Todo lo expuesto lo expresa abiertamente, movido por la compasión que siente por los alquimistas bisoños, quienes, en la medida que avanzan hacia la Luz, sienten la presión de su entorno, y pueden ser confundidos, desviados o apartados del camino. Paralelamente Ireneo reitera su indignación por la idolatría que sienten algunos, ciudadanos de cualquier país ávidos del oro, la plata y las piedras preciosas, que provocan el desvelo y la confusión del mundo.

Mientras que este espejismo y ambición desmedida sea lo primero en el desvelo de los humanos,  bloqueará y entrabará indefectiblemente  el verdadero trabajo espiritual.

Quien esté esclarecido y sea perseverante en desarrollar una afinada elevación espiritual, y ajeno al hacer vulgar siente que sus caminos tienden  aproximarse y agruparse  para formar una senda más poderosa y luminosa que le indicará que el Vaso o Cuerpo en su hacer externo (Mundo Externo o dominio de la mente consciente) puede vencer a todas sus falsas apariencias que lo limitan y  le separan del Camino de la Luz.

Regístrese en la comunidad
para recibir información y artículos sobre
Alquimia Tradicional de Alto Grado

Categorías