Get Adobe Flash player

De qué trata

Este libro procura describir a una misteriosa y enigmática mujer.

Los sabios de pretéritas y desleídas civilizaciones, susurraban con temor reverencial, que ella estaba antes de la creación de los mundos.

Este antiquísimo ser femenino, ostenta una piel perfecta propia de una adolescente, y una sabiduría sin límites, infinitamente superior a la de Ayesha, el genial personaje de Sir Rider Haggard.

¿Qué aspecto tiene esta inmortal?

La Figura de la Alquimia

Se la representa en el frontis de la Basílica de Notre Dame de Paris.

Adopta la forma de una mujer, porque sólo Ella puede dar a luz al Hombre y la Mujer nuevos.

El alquimista tradicional y pintor Jean Perréal, la figura como una mujer joven y desnuda, para destacar que en la labor de Ella, no se requiere de ropajes o elementos extraños al ser humano.

Ella labora con Una Materia, Un Régimen y Un Vaso.

Y se representa esplendente en la stampa que de Ella pintó el divino Leonardo.

¿Será aquella la Gioconda o Mona Lisa?

Quizá, pero sí sabemos con certeza absoluta, los estudiantes del Arte Real, que Ella es la Alquimia, Nuestra Señora. ¿Por qué?

Porque su impronta, su sello y signáculo que define su naturaleza y la razón de lo que afirmamos, está en el diseño de las vías Húmeda y Seca que flanquean a la figura en estudio.

¿Y el misterio insondable de su semi sonrisa y peregrina mirada? Si has aceptado seguir sus enseñanzas, observa su rostro y sentirás que te examina, reteja, más allá del hueso y calibra tu capacidad y entrega para desarrollar tu propia Gran Obra.