Get Adobe Flash player

Fritz Gottlieb

Ireneo Filaleteo Cap 18 – VI

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

Capítulo 18 Acápite 6

DEL HORNO O ATANOR FILOSÓFICO

Ireneo Filaleteo sostiene que:

1.- Cuando comiences a elaborar tu Gran Obra, te será necesario actuar con un calor igual y continuo, ya que estés trabajando en una materia compuesta de soles y lunas vulgares, o trabajes en una tierra de muy avanzado tratamiento, tan elaborada como la Nuestra, la de los Alquimistas adelantados.

2.- Nuestra Piedra equivale a Nuestro Oro y tu piedra es nuestro oro, es perfecta dos o tres meses después de que de nuestra primera materia (azufre) haya sido extraída el sol o la luna vulgares.

3.- Y que el Elixir de uno estará en su primer grado de perfección y con mayor virtud que el otro, en la tercera rotación de la rueda.

ANÁLISIS

La materia o Azufre se expresa en dos formas distintas:

1.- Un azufre imperfecto y precario que debe sufrir un Vía Crucis hasta transformarse en Azufre Fuego

2.- Un Azufre ya completo y afinado.

El azufre en elaboración y el Azufre Perfecto tienen tratamientos alquímicos diferentes.

Como ya sabemos este Azufre perfecto o Azufre Fuego, que culmina al fin de la Vía larga, se une al Mercurio Interno liberado, y al ser proyectado por sus respectivas columnas al Arco Real o Real Arco, forman el primer Rebis Blanco.

Tercera Boda Alquímica: Es el proceso que realiza la indisoluble unión del Azufre Fuego con el Mercurio Interno liberado, para producir al Rebis Blanco. (“Las Cuatro Alas de Mercurio”, pág 305. Editorial Trafford 2012) 

Al trabajar en el Rebis Blanco en todo momento debe emplearse un calor continuo y de un mismo grado, se obtiene esta misma condición de un fuego continuo y del mismo grado por el solo hecho de practicar diariamente el Solve et Coagula y aparecen estas dos exigencias: el calor continuo y del mismo grado.

Entonces, ¿por qué el calor del fuego o fuerza superior que impulsa y sostiene el trabajo que se realiza en el Rebis Blanco debe ser continuo?

Porque, de suspenderse el trabajo que se realiza, se paraliza la circulación del Fuego Permanente atraído por el Solve et Coagula .

¿Y por qué este Fuego Permanente debe mantener un mismo grado de temperatura?

Porque impide la quemazón y destrucción del material empleado.

Es menester recordar que las medidas del tiempo que propone Filaleteo en este caso, tres meses, son sólo efectivas para Filaleteo y para los que comparten su elevado estado de conciencia.

Para el resto de los Alquimistas, estos tiempos son mucho más dilatados, en todo caso la idea absolutamente rescatable radica, en que el Trabajo Alquímico realizado en una materia impreparada es mucho más largo, fatigoso y difícil que cuando ese trabajo se desarrolla en una tierra totalmente preparada.

¿Qué quiere decir que el elixir de uno estará en su primer grado de perfección y con mayor virtud que el otro en la tercera rotación de la rueda?

Es distinta la velocidad de desplazamiento hacia el Elixir Rojo que presenta por una parte una tierra elaborada, porque en su avance ya está recibiendo un Alkahest de afinada pureza denominada primer grado de perfección.

En tanto que la tierra no elaborada o materia vulgar solo puede recibir un Alkahest precario para no ser quemada con un calor excesivo.

¿Qué significa en Alquimia el término Primer Grado de Perfección?

Significa que la magnificencia del Alkahest en su más alto grado de pureza imanta a la materia en la medida que esta asciende en pureza y perfección, liberándose de sus extremadas durezas, y para que pueda absorber un Alkahest de más afinada pureza y el Alkahest a su vez, pueda impregnar a la materia con la imantación de su fuego en un mayor grado de perfección.

Es decir impregna a la materia con mayor potencia y efectividad que el realizado en una tierra no preparada. De este modo el Elixir Rojo elaborado en la tercera rotación de la rueda, corresponde al trabajo realizado en la segunda rota de la columna del medio.

Es aquí donde se elabora el Rebis Segundo, Rebis Iluminado o Elixir Rojo, que es el poseedor de todos los poderes de la Alquimia.

Ireneo Filaleteo Cap 18 – V

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

Capítulo 18 Acápite 5

DEL HORNO O ATANOR FILOSÓFICO

1.- Ireneo Filaleteo, paso al oído, nos advierte que si buscamos a Nuestro Sol o Materia no elaborada en una sustancia graduada entre lo perfecto y lo imperfecto, puedes encontrar ese sol.

2.- Después de esto, disuelve el cuerpo del sol vulgar, lo cual es un trabajo de Hércules, y que se denomina “Nuestra Primera Preparación”.

En esta primera preparación se disuelve el encantamiento, encantorio o sortilegio que vencía al cuerpo o materia, y le impedía desarrollar su papel de macho, propio de la primera etapa antes de la formación del Rebis Blanco.

3.- Si sigues la primera Via, esto es, desarrollas el trabajo de la primera operación, necesitas emplear un fuego muy suave del principio al final.

4.- Si sigues la segunda, has de implorar la ayuda del tórrido Vulcano, es decir que necesitas emplear el mismo fuego que se administra al principio de la obra cuando se multiplican los pasos alquímicos, vale decir, que cuando el Sol corporal y la luna vulgar sirven de fermento al futuro elixir para perfeccionarlo.

Todo esto será para ti un verdadero laberinto del que no saldrás si no eres prudente.

 

ANALISIS

 

El propio trabajo alquímico comienza por la parte más oscurecida de la materia no elaborada, durante este lapso el Alquimista no tiene idea de lo que le espera, ni de las dificultades y obstáculos que tendrá que vencer. Sólo se limita a hacer el Solve et Coagula. Esto equivale a bañarse en un Fuego Flexible y Suave que va imantando a la materia poco a poco.

Si aplicaras a tu Caos la verdadera intensidad del Fuego, tu materia puede quemarse e invalidar el deseo de purificación, y tu tierra puede quedar detenida en su desarrollo.

Por ello el fuego en esta primera operación debe ser aplicado suavemente, todo se hace suavemente, y ello llevará a una ascensión segura, progresando a intervalos, mediante una imantación paulatina y permanente del Alkahest.

Cuando la Luz acumulada por cada Solve et Coagula alcanza un peso y cantidad suficiente, se hace sentir dolorosamente los efectos en la materia sin elaborar, materia oscurecida o piedra bruta. Allí comienzan serios desajustes entre la línea espiritual que se quiere seguir y las tendencias abajadas, oscuras y turbulentas de la materia no domeñada por lo Superior.

El Aprendiz comienza a darse cuenta que la tarea aceptada y emprendida por él es mucho más difícil de lo que pensaba, y, por otra parte, que él no es el ejemplo y modelo de virtud que creía ser.

Por eso, encontrándose en una etapa intermedia, situado entre el comienzo y el final, con respecto a su materia, él mismo deberá decidir con madurez y conocimiento de causa si va o no a continuar con su trabajo alquímico.

Si decide con todo su ser y energía proseguir su desempeño en el Arte Real, deberá retornar a la primera etapa y experimentar el rigor, disciplina, y aguante que es menester para trabajar con el sol vulgar o materia no elaborada.

En su nuevo quehacer, en el recomenzar de su tarea, sentirá que todo aquello que lo hipnotizaba, lo divertía y lo apegaba a lo banal, se rompe pulveriza y es arrastrado por las tempestades provocadas por el primer Régimen Mercurial.

Sabe ya que su personalidad no tiene la sensatez, visión ni coraje para vencer ningún obstáculo y que él mismo, tal como se conoce, no es el dueño de su Yo superior ni de su destino.

En esta nueva etapa, el Alquimista comprende que el Caos y la oscuridad envuelven y aprisionan su materia, por ello haciendo conciencia de su propia negrura y limitación deberá aplicar un fuego fuerte y sostenido, que consiste en someter a sus capas metálicas a innumerables lavados ígneos.

En esto consiste pedir ayuda al tórrido Vulcano. La intensidad de este fuego es lo que se emplea en todo el proceso destinado a formar el Rebis, desde el caos integrado por un sol y luna desordenadamente entrelazados, hasta llegar al mismo Rebis. En particular cuando el Azufre Fuego se une con el Mercurio Interno Liberado bajo el amparo y guía del Alkahest produce dentro de la partícula una multiplicación mercurial de su esencia.

  • Imagen relacionadaTeseo, se adentró en el Laberinto de Creta y destruyó al Minotauro en las profundidades del laberinto del cual nadie nunca antes había podido salir. Ariadna, la hija del Rey de Minos, impulsada por su amor a Teseo, le entregó un ovillo de hilo de oro que le serviría de guía para salir del laberinto.  El laberinto representa a todo el trabajo que debe realizarse en la Gran Obra, Teseo es el Mercurio Interno, Ariadna es el Alkahest y el Minotauro es la oscuridad o la materia no elaborada.

Cuando se está desarrollando esta segunda etapa, debes procurar no reiterar aquellas fluctuaciones hacia la oscuridad, etapas ya superadas, pues el real ascenso se detendrá si empiezas con complacencia a jugar con la Luz y la oscuridad, tendencia muy difíciles de conciliar, pues entras en un laberinto sin dimensiones, en el cual funcionan en ti dos fuerzas contrapuestas y distintas (Luz y oscuridad) que por complacerte en lo tenebroso no se amalgamarán, y de ese caos a menos que seas prudente en tu accionar, ese Azufre Fuego y ese Mercurio Interno Liberado no se amalgamarán.

 

Ireneo Filaleteo Cap. 18 – IV

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

Capítulo 18 Acápite 4

DEL HORNO O ATANOR FILOSÓFICO

Ireneo Filaleteo nos comenta:

1.- Que él mismo ha buscado y encontrado la Piedra Filosofal, con un fatigoso trabajo efectuado sobre la luna y sol vulgares, pero es mucho más fácil y rápido hacer esta misma labor empleando Nuestra Materia, que ya es un material mucho más preparado, pues el sudor, cansancio y fastidio es mucho mayor cuando se pretende obtener la Piedra Filosofal de cualquier metal vulgar.

2.- El alma de Nuestra Materia o Caos, es el Azufre que si está inserto en la materia ya preparada no esquiva ni huye de la acción del Fuego Filosófico o Alkahest.

En tanto que el Oro Vulgar o materia no-preparada debe proteger a su alma o azufre, del fuego espiritual, y debe guardar al Azufre en un lugar bien fortificado.

 

ANÁLISIS

Dice Filaleteo: Yo he encontrado la Piedra Filosofal y la he elaborado a partir del sol y la luna vulgares, no obstante es mucho menos trabajoso y fácil hacer la piedra a partir de nuestra materia ya preparada; en lugar de comenzar a trabajar a partir de cualquier metal vulgar.

Nuestra Materia preparada es un Caos u obra en putrefacción y en proceso de desarrollo, cuya alma es el Azufre que no huye del Fuego Mercurial, porque es afín a él.

Quien se resiste a la radiación o vibración del Fuego Mercurial es la Materia Vulgar o Azufre no preparado cuya alma o azufre en estado de un material oscuro, ácido y caótico, debe protegerse de la tiranía del Fuego de Vulcano, refugiándose en un lugar bien fortificado, para impedir temporalmente todo acceso de luz.


El taller donde trabajaba el hierro Vulcano se ubicó bajo el monte del volcán Etna, en la región de Sicilia, en Italia. Se le reconocía por su habilidad para forjar el hierro y crear resistentes armaduras y armas de los héroes.

El Fuego de Vulcano, o sea el primer Fuego Sulfuroso que da movimiento a la obra, es el primer fuego que hace que la materia misma, como consecuencia de la colisión del Alkahest y el sol o materia irrumpe en sol y luna precarios, (Columna B) para transformarlos y depurarlos a esa luna y a ese sol de apariencia metálica, a fin de permitir su unión y transformación en Azufre.

Los metales o Materia Impreparada se oponen con violencia a la expansión del Fuego de Vulcano, por cuanto los metales expuestos a este fuego primitivo se licuefactan o se hacen líquidos, muriendo temporalmente, perdiendo su misma vida artificial.

ATALANTA FUGIENS. Figura 10. El emblema, de esta Figura 10, puntualiza: “Da fuego al fuego, mercurio al mercurio, con eso te bastará”. La Fuente Original, simbolizada por Vulcano, emana y expande, hacia los infinitos planos del universo, la manifestación de una Substancia Pura o Alkahest, a fin de liberar a la esencia de las múltiples y degradadas capas que la envuelven desde la Gran Caída. 

De modo que si sabes aplicar el Fuego de Vulcano y todos los fuegos posteriores a tu materia tosca y a la fuerza inmoderada y oscura del Dragón Ígneo, tienes todo lo necesario para develar los arcanos alquímicos.

¿Qué es el Dragón Igneo y sus características?

El Dragón Ígneo es un fuego agresivo que se manifiesta en el estado más abajado de la materia, es un fuego pendenciero que defiende el hedor que se emite en las entrañas de la tierra, permanece y pertenece a los estados más endurecidos, y se defiende de la disolución de la materia mediante la putrefacción, es un fuego abajado que se opone al Alkahest poniendo a prueba una permanente resistencia.

Ireneo Filaleteo Cap. 18 – III

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

Capítulo 18 Acápite 3

DEL HORNO O ATANOR FILOSÓFICO

Ireneo Filaleteo asevera:

1.- Que Nuestro Oro es la materia o azufre que ha llegado al más alto grado de perfección en  nuestras operaciones alquímicas, no es vendible en los mercados del mundo de la Vía Larga, pues es un Don de Dios.

2.- Nosotros no podemos iniciar nuestro trabajo a partir de un oro ya perfecto. Ineluctablemente debemos empezar trabajando con un oro imperfecto, extraído de Nuestra Mina, Vaso o Cuerpo, porque como ya he dicho: Nuestro Oro debe ser el fruto último de Nuestro Arte.

3.- También puedes, si buscas bien en Nuestra Materia, encontrar al sol y a la luna vulgares que básicamente componen a Nuestra Materia y, empezar a construir a partir de ella tu Gran Obra.

4.- Nuestro Oro (materia ya perfeccionada) es la materia más próxima a Nuestra Piedra (Piedra Filosofal).También el sol y la luna vulgares de Nuestra Materia, están cercanos a Nuestra Piedra, pero los demás metales son materias remotas (muy lejana de alcanzar la pureza de Nuestra Piedra Filosofal).

Y en cuanto a los elementos no-metálicos son una materia muy alejada e incluso totalmente extranjera a nuestros fines.

Demás está decir que estos principios no son aplicables a la Espagiria, que se rige por sus propias leyes.

 

ANÁLISIS

Nuestra Materia preparada en Nuestro Cuerpo y fruto de nuestra transpiración, no la puedes comprar a ningún precio, ni dando a cambio coronas o reinos pues saber construir esa materia es un Don de Dios.

Esa Materia Elaborada no la podemos encontrar preparada, pues tenemos que trabajarla encarnizadamente en nosotros mismo para lograrla, pues ella es el fruto de Nuestro Arte.

Sin embargo, si analizas profundamente a Tu Materia, puedes esforzarte en trabajarla con tu materia no elaborada, conformada por soles y lunas vulgares.

Imagen relacionadaSalomon Trismosin, “Splendor solis” Londres s. XVI: El Sol Negro o la sombra del Sol, simboliza las impurezas del oro vulgar que se debe purificar a través de continuos lavados ígneos con el Agua de Fuego o Alkahest mediante la ejecución diaria del “Solve et Coagula”.

Nuestro Oro o Nuestra Materia ya Elaborada es la materia más próxima a la Piedra Filosofal. Por otra parte Nuestra Materia no elaborada con un sol y una luna vulgares, es una materia sólo cercana a la Piedra Filosofal.

Los demás elementos, como estados de conciencia desordenados y caóticos de Nuestro Cuerpo, constituyen una materia remota muy alejada de la Piedra Filosofal.

Finalmente los elementos no-metálicos que son por su naturaleza, impalpables, están muy distantes de nosotros, y por ende de la Piedra Filosofal, y más que nada se encuentran tan escondidos en nuestro cuerpo-vaso, que no podemos evidenciarlos o caracterizarlos de ninguna manera, y por ahora debemos aguardar que en etapas más remotas de la experiencia alquímica, se hagan presentes para adoptar las medidas necesarias.

 

 

 

Ireneo Filaleteo, cap 18 – II

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

Capítulo 18 Acápite 2

DEL HORNO O ATANOR FILOSÓFICO

 

Ireneo Filaleteo puntualiza:

1..- Que ha explicado con claridad desacostumbrada, las sutilidades filosóficas de la Alquimia Tradicional.

2.- Pero si no has vislumbrado las numerosas metáforas contenidas en los capítulos anteriores, no recogerás otra cosecha que la pérdida de tiempo, el gasto y la fatiga.

3.- Cuando dije, sin ninguna ambigüedad, que uno de los principios es el Mercurio (Alkahest) y el otro el sol (materia humana), que uno de ellos se vende vulgarmente (en la Vía Larga) y el otro es fabricado sólo por Nuestro Arte. Si no sabes cuál es el último (el fabricado exclusivamente por Nuestro Arte) ignorarás el secreto de Nuestro Secreto.

4.- Pero puedes, en su lugar, trabajar sobre el sol vulgar, ten cuidado de comprender el sentido de lo que digo, porque Nuestro Sol es un Oro de buena calidad, que resiste a todo examen, por lo que puede venderse (una vez reducido a metal) sin escrúpulos.

ANALISIS

 

1.- Filaleteo ha explicado con claridad desacostumbrada, las sutilidades filosóficas de la Alquimia Tradicional, cuya explicación va dirigida sólo a sus pares en el Arte Regio, excluyendo a los profanos.

Las sutilidades filosóficas son un conocimiento tan fino e impalpable, que es capaz de traspasar el tejido de la Alquimia, para llegar a comprender la interna y afinada elaboración de los múltiples procesos del Arte Real, de la materia del cuerpo humano o materia prima.

En otras palabras el laborante trasciende el pensar meramente  racional para adentrarse en un pensamiento intuitivo esto es, en términos masónicos, pasar de la Escuadra al Compás y, este paso se efectúa por la creciente cercanía que se tiene con el Alkahest, al escuchar la casi imperceptible voz interior, como la ayuda del Maestro Interno.

 

Escuadra y Compás, herramientas simbólicas del Francmasón: La Escuadra representa el mundo concreto y material, corresponde a los antros de la Vía Larga o del limitado pensamiento intelectual. En tanto que el Compás representa una percepción superior, intuitiva, de las esencias, y corresponde a la esfera de la Vía Corta.

2.- Pero debes tener cuidado, que la creciente profundidad del lenguaje alquímico, te permita captar y comprender nuevas facetas del sentir alquímico. Esto es así porque la alquimia, muchas veces, se explica a través de metáforas y debes agudizar tu percepción, para captar su sentido y alcance integralmente.

Toda metáfora, como los mitos, lleva escondidos bajo su piel un sentido diverso al que literalmente expresan las palabras que lo componen. La metáfora, se refiere a experiencias no explicables mediante el lenguaje ordinario, pues se dicen otras cosas de lo que parece que se dice, y guardan silencio al mismo tiempo.

En síntesis, se explica una materia para describir otra diferente, se trata de una narración alegórica que da a entender una cosa explicando otra.

Si no te das el trabajo, de discernir cabalmente el contenido metafórico de la Alquimia, no conseguirás otra cosecha que la pérdida de tiempo, el gasto y la fatiga.

3.-  Te he dicho sin ambages que Nuestra Alquimia, está constituida por dos principios básicos, que uno de ellos es el Mercurio, y el otro es el Azufre (sol) o materia que compone al vaso, y que uno de ellos, el oro vulgar o materia no elaborada, se vende usualmente durante el curso de la Vía Larga, y el otro principio es fabricado sólo por Nuestro Arte, es el Mercurio Interno, el cual no es vendible a terceros, y no se puede obtener a cambio de coronas o reinos, por ser un don de Dios que debes cultivar sólo para ti mismo y no es transmisible a terceros.

Ahora, si no sabes con certeza cuál es el uno y el otro, ignoras el secreto de Nuestro Arte.

4.- Debes saber con todo, que cuando tu materia fracasa en el  intento de llegar a ser Rebis, y se estanca y adhiere al estado de materia no elaborada o metálica, y que permanece en estado de un conjunto de pensamientos, acciones erróneas y abajadas, vale decir, se trata de un Oro metálico, puedes venderlo con provecho durante el curso de la oscurecida Vía Larga, donde siempre pueden transarse las tenebrosidades más embrolladas.

¿Qué quiere decir que Nuestro Oro puede venderse una vez reducido a metal, sin escrúpulos?

Aquí se trata de una materia seca, corrosiva y agresiva, que, sin haber sido sometida al proceso Alquímico mantiene viva y sin contrapeso a la maldad metálica que se ha apoderado de ella.

Esta materia metálica, que es un sol vulgar o tierra vulgar, que contiene todas las oscuridades, fatuidades, tendencias y actitudes que se pueden intercambiar o vender sin mayor escrúpulo, trastocándolas o intercambiándolas por otras, tan viles y abajadas como ellas, siempre que los contratos o actos de venta o de compra se realicen durante la Vía Larga, que no es sino un caldo de oscuridades engañosas.

También este oro o materia metálica, contiene un oro interno, que es absolutamente desconocido en los antros que proliferan en la Vía Larga.

Por otra parte hay ocasiones en que el Alquimista ha logrado la lucidez propia de Nuestro Oro, el término de Nuestro Oro, significa que para ser Nuestro ha de ser el fruto de Nuestro Arte, en el nivel máximo de lucidez y potencia propios de los secretos alquímicos, que son asequibles a la comprensión humana.

 

 

 

 

 

Regístrese en la comunidad
para recibir información y artículos sobre
Alquimia Tradicional de Alto Grado

Categorías