Get Adobe Flash player

Ireneo Filaleteo Capítulo 19 – XXI

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

CAPÍTULO 19 Acápite 21.

DEL PROGRESO DE LA OBRA DURANTE LOS CUARENTA PRIMEROS DÍAS.

En este acápite Ireneo te solicita:

  • Busca, con todas tus fuerzas, a Nuestro Azufre o Nuestro Sol.
  • A Nuestro Azufre lo encontrarás, créeme, en Nuestro Mercurio, con el tiempo y el calor debidos, si el destino te llama a ello.
  • Si el destino no te llama a ello, con el tiempo y el calor debidos: Prepara a Nuestro Sol y a Nuestro Mercurio (luna), desde el principio: a partir de nuestro sol vulgar.
  • Este camino está lleno de espinas y abrojos (La denominada Vía Larga).
  • Hice votos ante Dios y la equidad que nunca declararíamos con palabras desnudas, distinguiéndolos (el proceso de hacer el Rebis Blanco, ni el Rojo).
  • Sin embargo, juro de buena fe que en las otras cosas, he declarado toda la verdad.

ANÁLISIS

Filaleteo requiere que vayamos, con todas nuestras fuerzas e interés, en busca de Nuestro Azufre o Nuestro Sol. El ir al encuentro de cualquiera de las etapas o sub-etapas del Proceso Alquímico, de la alquimia tradicional de Alto Grado no consiste en ubicarlo y aislarlo apropiándose de él como si fuera algo físico, aunque así pareciera ser, en parte, en el trabajo con plantas y tratamiento espagírico de metales, metaloides y otras substancias, sino más bien empaparse de una irradiación, que conlleva un determinado nivel de conciencia superior, y hacerlo propio.

Sin salirme del tema, debo confesar que comparto un profundo interés y respeto por el sacrificado quehacer de quienes trabajan alquímicamente con las hierbas y espagíricamente con los metales y metaloides.

Últimamente, fui invitado al laboratorio de un experto artífice, y lo que extrajo materialmente de 7 plantas, me dejó encogido de pura admiración.

Pienso que dentro de un año debo conocer el desenlace, (o desconocerlo), de mis largos desvelos, y si el Hacedor lo permite, volcaré todo mi esfuerzo y entusiasmo al campo de la Espagiria, (sin abandonar la Alquimia Tradicional) sobre todo, para entender a Paracelso que ha sido, desde mi niñez, uno de mis más notables alter-ego.

Bien, tu sabes que Nuestro Azufre o Nuestro Sol se encuentra en el Núcleo Azufroso del Rebis Blanco o Rebis Primero, inmediatamente después de la Vía Larga.

Tienes dos formas de dirigirte a él.

La primera, si cuentas con el destino que te llame a ello, quieres decir que ya estás trabajado en la esfera del Rebis Blanco, sólo te resta hacer algunos ajustes, para encontrarte en presencia de Nuestro Azufre o Nuestro Sol.

Pero, si no estás llamado a ello por el destino, significa que aún te encuentras elaborando en plena Vía Larga, y para llegar al Rebis y, específicamente al Núcleo de nuestro Sol, deberás recorrer un larguísimo tramo de espinas y abrojos, hasta devenir a un lejano Rebis Blanco.

Ya te aprontas a seguir tu larga o corta marcha hacia el Núcleo de Nuestro Sol o Nuestro Azufre, cuando intempestivamente, se te hace cambiar de rumbo, al decirte: Pero ese Nuestro Sol o Nuestro Azufre, no está ya en su usual núcleo azufroso, sino en el núcleo Mercurial del Rebis Primero.

¿Qué ha pasado?

“El Enigma de la Credencia
Capilla de la Mansión Lallemant, Francia.

Simplemente que ya se ha realizado la cuarta boda alquímica, esto es, que el Núcleo de Mercurio ha engullido ya al Núcleo Azufroso, que ha llegado al alto nivel de Jugo de Luna, dándose el resultado de la existencia de un solo núcleo rojo, denominado Rebis Rojo.

De forma que, lo que nos ha requerido Ireneo es que nos unamos conscientemente al flujo tremendamente renovador del Rebis Rojo.

Hicimos votos ante Dios y ante la equidad, de que nunca declararíamos con palabras desnudas y llanas, los dos regímenes de la Piedra Blanca o Rebis Blanco, y la Piedra Roja o Rebis Rojo, distinguiéndolas entre sí.

Ireneo Filaleteo, La Entrada Abierta Al Palacio Cerrado del Rey.

No te preocupes por esta voluntaria omisión de Filaleteo, porque en la obra “Las cuatro Alas de Mercurio”, que aparece más completa y corregida en mi página www.apianoleondevaliente.com, se describe latamente la Piedra Blanca y Roja y, aún más, se entrega en forma completa y, por primera vez, urbe et orbe, el primer Régimen de Mercurio o Solve et Coagula, único régimen destinado a atraer hacia nosotros el Alkahest, en su máxima expresión de Rocío Cocido.

Los comentarios están cerrados.

Regístrese en la comunidad
para recibir información y artículos sobre
Alquimia Tradicional de Alto Grado

Categorías