Get Adobe Flash player

Ireneo Filaleteo Cap 19 – III

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.
Capítulo 19 Acápite 3

DEL PROGRESO DE LA OBRA DURANTE LOS PRIMEROS CUARENTA DÍAS.

 

  1. “¡Mira!” -Exclama Filaleteo, e indicando hacia el blanco núcleo de azufre del Rebis Primero, agrega: – “¡Ya tenemos Nuestro Azufre!”
  2. A continuación advierte: “… pero no tiñe”.
  3. Es ésta la vía que numerosos Filósofos han seguido, y con ella han encontrado la verdad.
  4. Es una vía muy fastidiosa y hecha para los Magnates de la Tierra.
  5. Pero, una vez obtenido este azufre, no creas poseer a la Piedra Filosofal, sino su verdadera materia, que es una cosa muy imperfecta, que puedes encontrar por Nuestra “Vía Rápida” y que Dios ha reservado para sus pobres despreciados y sus santos humildes.

 

ANÁLISIS.

1) Cuando Ireneo dice ¡Ya tenemos nuestro Nuestro Azufre! Alude a una prolongada elaboración, que se inició al comienzo de la Gran Obra, con la boda alquímica de la Luna Vulgar con el Sol Vulgar, que dio nacimiento al Azufre precario, que evolucionó, posteriormente a la condición o conciencia del Azufre blanco del Rebis Primero.

2) Pero este Azufre blanco aún no es capaz de teñir. No puede absorber la verdadera tintura mercurial, al menos, en toda la amplitud y potencia máxima de su tinte mercurial, que alcanzará cuando este núcleo de azufre blanco se una con el otro núcleo mercurial del Rebis Primero.

 

                                                          Resultado de imagen para águila bicéfalaLas dos cabezas del águila aluden a los dos integrantes (“contrayentes”) de la Tercera Boda Alquímica: al azufre Fuego y al Mercurio Interno Liberado, que uniéndose dan lugar  al nacimiento del Rebis Primero o Rebis  Blanco. Esta figura, el Águila Bicéfala, representa la etapa humana más elevada de la Alquimia Tradicional; el grado postrero de la Francmasonería Operativa y Especulativa. 

3) Esta lata preparación es la vía que han experimentado numerosos Filósofos en la elaboración de su propia Obra y con ella han logrado la conciencia equivalente al del estado de “Nuestro Sol”.

Es una larga y tediosa tarea, que ocasiona profundos cambios en nuestro vaso y su contenido.

Esta obra está diseñada para “Los Magnates de la Tierra”, es decir, para quienes han alcanzado un conocimiento sólido de la Alquimia, mediante una dura y extremada entrega y disciplina, pero que aún  mantienen algunos vacíos en la comprensión de ese arte-ciencia, que les impide acceder al nivel de conciencia de un “Príncipe “que es el Adepto que está al tanto de toda la Obra.

4) Una vez obtenido este Azufre, que es un logro muy importante en el desarrollo de la Gran Obra, no creas que por eso ya posees la verdadera Piedra Filosofal, tan sólo has arribado a una parte perfecta de un compuesto afinado y superior que, sin embargo, aún debes superar.

Este Azufre no es la Piedra Filosofal, sino solamente su verdadera materia, a partir de la cual hay que elaborar un tercer período alquímico (El del Rebis Rojo.)

Según Filaleteo, “nuestra materia”  es Nuestro Sol, o el núcleo azufroso del Rebis Primero, que ha de fundirse con el otro núcleo del Rebis Primero, vale decir con el Núcleo de Mercurio (Nuestro Mercurio), para originar el Rebis Rojo, que le permitirá discernir con precisión el contenido de su vaso y despojarse de todo lo superfluo.

El logro de esta incruenta tarea está destinado los Pobres Despreciados y  Santos Humildes, conceptos que se refieren a los cabales servidores del Ars Regia.

 

Los comentarios están cerrados.

Regístrese en la comunidad
para recibir información y artículos sobre
Alquimia Tradicional de Alto Grado

Categorías