Get Adobe Flash player

Ireneo Filaleteo Cap 18 – XIII

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

Capítulo 18 Acápite 13

 

Ireneo Filaleteo te recomienda que:

Cuando estés verdaderamente en posesión de la Piedra “Piedra Filosofal”, te será útil hacer este horno portátil -(Como yo mismo he hecho)- para poder desplazarlo o trasladarlo (y lo moverías tal como una mochila que cargaras)  fácilmente, ya que las otras operaciones que siguen no son tan difíciles y tan laboriosas sino muy breves.

No se requiere un horno grande, que sería difícil de transportar.

A medida que te acostumbres a trasladarte con el horno portátil permanentemente encendido, notarás que podrás ponerlo en acción con mucha rapidez y sin necesidad de poner carbón encendido, (Alkhaest) que, hasta ahora, ha producido humo.

Y después de una semana dos o tres (tiempo aplicable sólo a la destreza de Ireneo Filaleteo) notarás que este fuego se multiplica y acrece en gran medida.

ANÁLISIS

La Piedra Filosofal se empieza a gestar desde el inicio de la elaboración de la Obra, existe virtualmente y ya está presente en el cuerpo humano en todos sus nacimientos de infinitas reencarnaciones.

Sin embargo, como se ha repetido, hay que despojar a la materia del hombre o mujer de todas las inmundicias que se han adherido en el curso de los tiempos.

La Piedra Filosofal es virtual, mientras está trabajando en la Vía Larga, el verdadero fuego (Alkhaest Interno) acentúa la liberación de cada corpúsculo de la carroña ennegrecida, o materia no elaborada.

Veremos que la Piedra Filosofal surgirá resplandeciente, imponiéndose como un cuerpo superior, que regirá todo el sistema de La Obra.

Todo esto se impone con un estado de limpieza y pureza interna, que permite que la energía surja como un fuego vivo que ha de circular por todos los Nadis o conductos etéricos del cuerpo humano.

Resultado de imagen para nadis y chakrasLos Nadis son líneas de energía sutil través de todo nuestro cuerpo. Tres  juegan un importante y particular papel: Sushumna, Ida y Pingala. Sushumna es el canal central y corresponde a la columna vertebral física. Ida y Pingala nacen en la base de la columna. 

Allí emerge el resplandor de la verdadera Piedra Filosofal, que quema a todos los fuegos corrosivos.

Filaleteo afirma que cuando estés verdaderamente en posesión de la Piedra Filosofal, te será útil hacer el horno portátil, esto es, lograr en tu vaso o cuerpo una combustión permanente que podrás llevarla contigo y transportarla donde quiera que vayas, te familiarizarás con ella, y podrás elaborar ese fuego en forma constante y más fluido al despertar una activación permanente que no puede apagarse o consumirse, permaneciendo en una ascensión más plena y profunda.

Filaleteo expresa que no se requiere un gran horno (el cual sería difícil de transportar) incluso en la medida que aumentes el fuego, este horno será menos difícil de mover, porque lograrás que él te imante sin pausa, ya que el calor ha despertado en el cuerpo una activación que no puede apagarse ni consumirse, y la materia ha tomado un ritmo que le permite accionar este fuego en forma natural y permanente (sin producir carbones con humo) ya que en la medida que la irradiación candente asimila al Alkahest, su composición se transforma en una sustancia superior o proceso de la imantación del fuego del Alkahest, el que se multiplicará en forma cada vez más activa.

¿A qué actos se refiere Filaleteo cuando dice: “ya que todas las otras operaciones (futuras) no son tan difíciles o tan laboriosas”?

Filaleteo cuando habla de las “otras operaciones”  que no son tan difíciles, se refiere al proceso de mantener activo el horno portátil, y estas operaciones no son tan difíciles, porque ya se posee la Piedra Filosofal que activa el verdadero fuego del Alkahest, y por ende el fuego circula en forma permanente en el vaso o cuerpo, y la materia absorbe en gran cantidad al Alkahest, lo que le permite mantener un constante fuego cada vez más activo y puro, hasta que esta flama se transforme en el propio Alkahest.

¿Qué significa poner carbones sin humo?

Esto implica que el Alkahest ya impregnado en la materia no produzca efectos propios del Fuego de Pontano, como antes, en este caso el Fuego Superior o Alkahest no ha chocado con la materia impura, sino que se impregna a una materia limpia que se puede adherir mucho mejor al Alkahest, y se convierte en el Alkahest mismo, por eso aquí se habla de la  presencia de carbones que no producen humo. Entonces el Alkahest al no chocar con la materia no trabajada, permite que el fuego sidéreo, en esta oportunidad sólo se adhiera a una materia pura que sin producir humo que precipitaba el fuego de Pontano.

Entonces, en resumen el Primer Régimen de Mercurio que has realizado en una primera etapa, sirvió para mercurizar gran parte del vehículo físico del laborante, y entonces, desde ahora reemplazas este fuego ardiente por una vibración de Alkahest de superior índole y que penetre directamente a la materia para establecerse como una llama purísima y eterna.

Entonces, ¿cuándo comienza el trabajo alquímico que construye a nuestra Piedra Filosofal?

Cuando ya se ha terminado de ejecutar las nueve etapas ordinarias del Solve et Coagula, y con estas nuevas modalidades se ha establecido, sin tener que levantar tapadera alguna, un calor permanente y eterno de naturaleza muy superior al Fuego de Pontano. Y sobre ese calor se realiza la tarea mucho más fácil.

Al iniciar este nuevo procedimiento el Alquimista puede que no sienta calor alguno en su cuerpo al terminar cada nuevo ejercicio, pero bastará que lo recuerde para que se establezca cada vez con más claridad y finalmente se trate de un calor permanentemente sentido.

Es preciso tener presente que tales logros y descubrimientos se han gestado por una permanente disposición de CELO, FERVOR Y CONSTANCIA , esto es:

1.- CELO: Es decir teniendo siempre presente que en nuestra labor se cumpla con el precepto de tener cuidado de hacer correctamente todo lo que se refiere a cosas y personas.

2.- FERVOR: Cariño, afecto, admiración y entrega total.

3.- CONSTANCIA: Vale decir, mantener el cumplimiento, con firmeza, de nuestras resoluciones y propósitos y siempre con perseverancia de ánimo.

Lo anterior con respecto al denuedo con que enfrentaremos nuestras labores.

Pero, ¿cuáles son nuestras labores?

Una antiquísima y noble institución de remoto pasado, la Alquimia, estableció en sus rituales que el trabajo se hacía con:

1.- LAPIS: Esto es, en tu materia, que en el latín, (que era en esos años el inglés de nuestros días), lenguaje internacional, significa en romano “PIEDRA”, en otras palabras, desde la Piedra Bruta a la Piedra Filosofal.

2.- BARRO: Es la mezcla de tierra y agua que, en el Arte Real se refiere al sol y luna alquímicos, que fue el lodo que envolvió al hombre y mujer cuando cayeron al lugar más inhóspito de nuestro sistema solar, el planeta Tierra, cubierto por un cieno de sol (metal) y luna (mineral)

3.- CARBÓN: Que es una materia sólida, y muy combustible que resulta de la destilación o de la combustión incompleta de otros cuerpos orgánicos, y que en la GRAN OBRA, consiste en el Carbón que no produce humo y que se estudia en este mismo artículo (capítulo 18 acápite 13).

En otra augusta y Noble Orden del presente, señera en la difusión del saber, se repiten estos conceptos describiéndolos como propiedades de otros utensilios, “Lápiz (sic), Barro y Carbón”: esto es, se reemplaza la palabra original Lapis, por lápiz, un instrumento que consiste en una barrita de grafito encerrada en un cilindro de madera que sirve para escribir o dibujar, instrumento que era absolutamente desconocido por quienes establecieron y manejaron el concepto de Lapis, por cuanto el referido cilindro de madera que lleva en su centro la barrita de grafito, sólo fue inventado hacia finales del siglo XVIII en Francia, por Nicolas-Jacques Conté. Mal podrían, en aquel tiempo, los Masones Especulativos haber conocido y menos usado tal instrumento en 1718.

Nicolas-Jacques Conté.jpgNicolas-Jacques Conté, Francia, nacido el 4 de Agosto de 1755, fallecido el 6 de Diciembre de 1805, reconocido como el inventor del lápiz de grafito.

Con lo dicho, no queremos desmerecer en grado alguno la labor incesante y efectiva que dicha Orden ha efectuado en favor de la humanidad, pero sí señalar el grave perjuicio que la Masonería Operativa produjo a la Masonería Especulativa al no transmitirle, junto con sus templos, actas y rituales el significado unívoco, de cada uno de sus símbolos, o sea que cada símbolo tiene sólo UN MISMO Y ÚNICO significado y una misma interpretación, y se les permite a los integrantes, por un sentido de profunda humanidad, que cada miembro de la institución interprete libremente y como le plazca, cada uno de esos símbolos.

Para entender, captar y sopesar la “Torre de Babel” que esto produce, basta imaginar lo que sucedería si una institución que pretendiera enseñar el arte de sumar le dijera a sus alumnos que sólo necesitarían considerar los numerandos: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 0 y para este efecto les recalcara que el símbolo en forma de 1, puede contener y reemplazar, al gusto de cada cual el 2, 3, 4, etc. O que el resultado de sumar  2+5 bien puede ser 6, o bien 3 o bien 7 o bien 9, o 1 millón, dependiendo del parecer y opinión de  cada cual, como si este conocimiento fuera poli semántico o polisémico.

 

Los comentarios están cerrados.

Regístrese en la comunidad
para recibir información y artículos sobre
Alquimia Tradicional de Alto Grado

Categorías