Get Adobe Flash player

Ireneo Filaleteo Cap 18 – XII

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

Capítulo 18 Acápite 12

 

Ireneo Filaleteo precisa:

Hasta este momento has practicado el Primer Régimen de Mercurio o Solve et Coagula, para atraer a tu cuerpo o vaso, la irradiación del Alkahest, si eres un Alquimista curioso, podrás incursionar en otros caminos que te enseñarán a disponer una especial conducción de todos tus fuegos internos, sin necesidad de la cooperación del Solve et Coagula.

Y con ello:

Lograr una comunicación permanente entre tu vaso y la irrigación del Alkahest, lo que te habilita después de un tiempo prescindir de la ejecución diaria del Solve et Coagula.

ANALISIS

Ireneo Filaleteo dice que si tú fueras un Alquimista curioso se te abrirían nuevos caminos, que te permitirían establecer una comunicación permanente con el Alkahest y así, al poco tiempo prescindir de la cooperación del Primer Régimen de Mercurio o Solve et coagula.

¿Qué es un Alquimista curioso?

Es aquel que, manejando con sabiduría los diferentes procesos de la Obra Alquímica, siente que aún no conoce en profundidad la sabiduría del Arte Real, y que el insondable saber de esta ciencia tiene muchos laberintos, que cautelan secretos conocimientos aún inaccesibles para los aprendices de esta ciencia. Estas dificultades impulsan al buscador para adentrarse cada vez más en la experimentación de esta ciencia que siempre le da una visión distinta de lo que ya cree conocer.

Alimentar al horno sin levantar el vidrio (que cubre la tapadera) consiste en una nueva forma de alimentar al vaso con la irradiación del Alkahest

  1. En otras palabras esto equivale a proseguir todo el trazado de la Alquimia sin necesidad de realizar diariamente el Primer Régimen de Mercurio o Solve et Coagula.
  2. Sin embargo, para lograr omitir el Solve et Coagula se debe, al principio continuar haciendo el Solve et Coagula como de costumbre, pero destacando sobre todo, la importancia que tiene el Fuego de Juan Pontano, que es el calor que se produce al chocar el purísimo Alkahest externo con las impurezas metálicas y minerales del vaso, se siente un fuerte calor que invade todo el cuerpo.
  3. Debe pensarse que el calor producido por el Alkahest y la reacción de nuestro cuerpo se adhiere, impregna y permanece vivo por ocho a diez horas dentro del organismo humano.
  4. El referido calor, en este caso es acumulativo y tiene relación con la formación de la Piedra Filosofal.

Este calor puede llegar a su cantidad y calidez crítica en un período de tres meses a tres años como máximo, según sea la destreza del laborante, ocasión en que hacemos abandono del Solve et Coagula.

Cuando la adherencia del Alkahest en el vaso es suficiente, se establece entre ella y el Alkahest sidéreo una permanente conexión que hace innecesaria la práctica diaria del Primer Régimen de Mercurio o Solve et Coagula.

¿Qué quiere decir que esta nueva forma de impregnar al vaso y su contenido por el Alkahest, sea sin necesidad de levantar el vidrio?

Se ha visto que en la esfera alquímica, el cuerpo humano es representado simbólicamente por un horno, atanor o alambique y se ha indicado metafóricamente que para introducir el Alkahest o Mercurio Divinizador por la parte superior del horno, hay que levantar una tapa provista de un vidrio, para ver lo que pasa dentro del Atanor.

Es tal, la intensidad del calor que se puede provocar en el discípulo, que no existe otra limitación de su caudal que la resistencia de su propia materia, pues este calor permanente puede ir ascendiendo de temperatura e intensidad según el laborante.

El discípulo se adecúa a su propia resistencia y mantiene en forma permanente ese calor en su vaso o cuerpo.

Esta conexión con esta fuerza no está limitada a un tiempo de horas o días pues su permanencia es ilimitada en el tiempo.

En la medida que el discípulo mantenga la activación de su fuego, mayor será su estado de ebullición que él evidenciará constantemente.

Filaleteo alude a un determinado método de desarrollo con el que puede aplicar a voluntad cualquier grado de calor durante 8 o 10 horas, sin que se tenga que suministrar carbón durante ese lapso.

No obstante, cada cual puede adoptar un método propio y encontrar un camino que sea más conveniente para administrar el Fuego dentro de sí mismo.

Esta nueva forma de utilizar la irradiación del Alkahest adherida al vaso humano consiste en un proceso interno que se acomoda a la capacidad de cada cual, y que se puede ejercitar a voluntad cuantas horas desee el discípulo, incluso mantenerlo en forma permanente.

El grado de calor, dependerá, por una parte de la gradación y capacidad de penetración que tenga la energía o Alkahest  que viene desde mundos infinitos, y por otra, de la capacidad de absorción de la propia materia o vaso.

 

 

Los comentarios están cerrados.

Regístrese en la comunidad
para recibir información y artículos sobre
Alquimia Tradicional de Alto Grado

Categorías