Get Adobe Flash player

Ireneo Filaleteo Cap. 18 – X

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

Capítulo 18 Acápite 10

 

Ireneo Filaleteo nos describe la estructura del horno que no es otra cosa que el símbolo que representa al vaso y el contenido del laborante.

1.- Encima del suelo o fundamento del horno, debe haber una pequeña puerta, para sacar las cenizas. Esta puerta debe medir simbólicamente 3 o 4 pulgadas de altura, (o un poco más).

2.- Allí en esa puerta se colocará una pequeña parrilla con una puerta que se le adaptará un poco más arriba del enrejado.

3.- A la altura de una pulgada (más arriba que la puerta) habrá dos agujeros para permitir el acceso al nido, que está cerrado junto al lado de la torre o la parte superior del horno. Estos dos agujeros recién nombrados tendrán simbólicamente, un diámetro de una pulgada, aproximadamente.

4.- Por otra parte el nido tendrá una capacidad de 3 o 4 huevos de vidrio, pero no más.

5.- La torre y el nido no han de tener la menor fisura. El nido no ha de descender más abajo del disco. En todo caso el fuego puede alcanzar directamente al disco y salir por dos, tres o cuatro agujeros.

6.- El nido ha de tener también en su cima, una tapadera con una pequeña ventana, en la que pueda soportar el peso de un vidrio más o menos de un pie de alto, medida como las anteriores, son meramente simbólicas o bien si no tiene el vidrio este será reemplazado por agujeros.

 

ANALISIS

A nivel del suelo hay una ventanilla, y en ese lugar se prende el fuego. Esta posición y producción del fuego alude al chakra básico Muladhara.

Allí empieza a emanar el fuego que asciende en forma lenta, purificando, limpiando cada parte del organismo.

Imagen relacionadaHorno Alquímico o Atanor, grabado del siglo XVII

Algo más arriba que la ventana y por dentro del Atanor, hay una pequeña parrilla en forma de reja, sobre la cual se coloca un trozo de materia no elaborada, una partícula de la cual será tratada en el Solve et Coagula.

La parrilla tamiza al calor ígneo de manera que no destruya a la referida partícula, esta partícula de piedra no elaborada se adapta  o acomoda sobre la parrilla.

Más arriba hay dos agujeros que permiten llegar al nido, los agujeros tienen un diámetro aproximadamente de una pulgada  y el nido una capacidad de tres o cuatro huevos de vidrio.

Por uno de los agujeros penetra la partícula de materia no trabajada en vías de ser elaborada, y por el otro agujero son expulsados los materiales groseros y no aprovechables en el  proceso de elaboración.

El nido o lugar donde se realiza la Gran Obra, no puede estar situada más abajo del platillo, porque el fuego asciende hasta el platillo, lo atraviesa por tres o cuatro agujeros y asciende para calentad el nido.

El nido debe estar herméticamente cubierto por una tapa que tenga un vidrio de un pie de alto o bien esa tapa debe estar perforada.

Que el nido esté herméticamente cerrado, significa que durante el proceso de combustión, putrefacción y disolución, de la partícula, debe elaborar con eficacia y sigilo el compuesto, impidiendo que esta elaboración sea perturbada por acciones ajenas al proceso mismo.

La partícula endurecida debe ser fragmentada y sometida a un duro proceso de disolución, para que su impureza se transforme en una sustancia liquida para que afloren sus cualidades mercuriales, de esta manera, lentamente la materia se transforma en una materia moldeable y de una materia fija y oscurecida se reduce en otra transparente a fin de que la sustancia dura se transforme.

 

Los comentarios están cerrados.

Regístrese en la comunidad
para recibir información y artículos sobre
Alquimia Tradicional de Alto Grado

Categorías