Get Adobe Flash player

Ireneo Filaleteo Cap 18 – VII

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

Capítulo 18 Acápite 7

DEL HORNO O ATANOR FILOSÓFICO

 

Ireneo anuncia:

Cuando se trabaja con Nuestro Sol (o tierra elaborada) hay que realizar las siguientes etapas:

La cebación

La imbibición y

La fermentación

 


  • Notre Dame de Paris – Pórtico central: “La Cohobación”. La Cohobación es sinónimo de Destilación, Sublimación e Imbibición: es la irradiación degradada que emite el Alkahest, sito en el  borde del vaso. Con la práctica, el proceso de la cohobación o imbibición, se efectúa con un calor atenuado y un frescor moderado, porque el Arte Místico se realiza entre lo cálido y lo frío.

El tema de la Cohobación (destilar repetidamente una misma sustancia.) se refiere a la digestión y circulación de la materia en el vaso.

Todas estas operaciones, agrega este autor, harán crecer las fuerzas de los Alquimistas laborantes hasta el infinito.

Cuando se trabaja en la tierra no elaborada, tierra seca, amarga y corrosiva, hay que hacer lo siguiente:

– Iluminarlo e Incerarlo

Como lo explica reiteradamente “El Gran Rosario “

ANÁLISIS

El trabajo en la Tierra Elaborada

Cuando el Alquimista desarrolla la Gran Obra, en una materia elaborada (sea Rebis Blanco o Posteriormente Rojo) , y alcanzado el nivel de preparación continuada propia del Rebis, estará en condiciones de desarrollar las siguientes operaciones:

1.- La cebación, la alimentación o cebación de la materia solo puede comenzar cuando se ha formado el Rebis.

El Rebis absorbe al Alkahest y luego lo vierte en la materia seca, nutriéndola.

Según Antoine Joseph Pernety, la cebación es “la alimentación de la materia seca mediante su propia leche”.

Antes de la formación del Rebis, sólo hay depuración, y limpieza del contenido del vaso o cuerpo.

Por ello todas las acciones del agua corrosiva o leprosa, del agua mineral e incluso del azufre, sólo son tareas (limpieza) de depuración.

La misma liberación del mercurio coagulado, no sirve para alimentar a la materia, pues son etapas anteriores al Rebis.

Lo que verdaderamente alimenta a la materia es el Rebis, cuando se introduce en ella y la irradia con energía y vitalidad.

El Rebis es perfecto, lo que es imperfecto es la materia que lo recibe, por ello es variable el grado de intensidad en que una y otra persona absorbe al Rebis, en efecto, la tierra debido a su impreparación absorbe débilmente al Rebis y en ese caso desde el punto de vista de la materia, se habla de un Rebis o Elixir incipiente o precario, de un elixir blanco, y de un elixir rojo, según se mejore la calidad de la absorción y culmine en una nutrición perfecta al Rojo de la tierra.

El alimento o Rebis proporcionado a la materia seca, debe ser inoculado en dosis pequeñas y crecientes, primero se da a la materia una papilla o leche y sólo después algo más fuerte como la carne, hasta que la materia se adapte mejor a un tipo de alimentación más fuerte y elaborada.

Según sea la calidad de la absorción se dividen los cuerpos o vasos en primero, segundo y tercer orden.

Materia de primer orden:

Es una tierra dura, oscura y pesada, contraria a la luz espiritual.

Materia de segundo orden:

Es una materia que se abre al Rebis o Alkahest en su caso, que tolera, reconoce y acepta la necesidad de recibir el flujo áurico, rocío cocido en forma de Alkahest o Rebis Blanco.

Materia de tercer orden, se alimenta esencialmente de Rebis.

El alimento que la Fuente Universal proporciona al Alquimista avanzado, se denomina Elixir Rojo, pero la materia degradada y seca es sólo capaz de absorber un elixir blanco y débil.

Cuando se dice que el Alkahest, principal componente del Rebis, baja degradado es porque adopta un grado de intensidad menor para no quemar o vitrificar a la materia que lo recibe.

El Alkahest, para conectarse con la humanidad disminuye su poder inconmensurable, hasta llegar al grado que no destruya a la materia impreparada que lo recibe.

En otras esferas de mayor pureza de la materia, la radiación del Alkahest le llega en una gradación más afinada y más potente.

Cada partícula de materia trabajada por el Solve et Coagula, o primer régimen de mercurio, se transforma a su debido tiempo en elixir rojo, el cual no puede ser inoculado directamente a sectores de materia no trabajada,  porque se adecúa a la potencia que pueda recibir el vaso-cuerpo, para no quemar o paralizar el proceso, en el cuerpo del Alquimista.

Todo esto se realiza conforme a una pauta dispuesta desde Lo Superior.

El grado de tolerancia no debe ser el que presenta la materia, forzada o aumentada por el Alquimista, que podría ser impulsado a realizarlo por el quemante anhelo de acelerar por sí mismo el curso de la Gran Obra. Si excede indebidamente el número de ejercicios, contraviene el consejo de los antiguos tratadistas que dicen: pero no des tanta nutrición (a la materia) que pueda sofocarla “Guárdate de la hidropesía y del diluvio de Noé”.

Una descontrolada y creciente absorción de Rebis es lo que produce hidropesía y desequilibrio.

Desde siempre el trabajo alquímico ha debido ser graduado, puesto que es menester medir la resistencia y adaptación de cada materia en la absorción del Rebis.

Por otra parte el trabajo en la tierra vulgar y no elaborada

La materia vulgar y no preparada, que es la que más abunda en el cuerpo o contenido del vaso, rechaza la intromisión de la Luz, y por ello se rebela y enferma al cuerpo, para evitar que una fuerza radiante y estoica, le arrebate el trono de su oscuro reino.

Una excesiva absorción de Rebis Blanco durante la rotación de los elementos produce tal cantidad de agua que resulta imposible que toda ella se volatilice, esto significa que si se altera el agua se alteran todos los elementos posteriores.

El exceso de agua, impide que el compuesto se volatilice, y de llegar a producirse una volatilización, esta estará tan impregnada de agua que no puede trocarse en fuego, dando lugar a un fuego con residuos de productos volatilizados, que por su defectuosa condición vitrifica todo el sistema.

Esta errada nutrición del alquimista hace que su materia alcance una energía fuera de lo usual. La tierra se hace irritable, muy sensible y explosiva, ante todo lo que le desagrada, no es capaz de auto dominarse, grita injuria y se desestabiliza internamente.

El ritmo biológico propio y natural se altera y descompone a la circulación de energías y fluidos, provocando un endurecimiento y falta de flexibilidad, un envaramiento de órganos y sistemas, y el cuerpo se enferma.

La Cebación.

La Cebación, consiste en que el Rebis empieza por primera vez a alimentar a la materia, nutrición que se efectúa lentamente con cada solve et coagula que se realice. Se trata de la mercurización de sucesivas partículas de materia, esa partícula recorre el arco ascendente o Solve de la Rota de Boaz de modo que la tierra seca se transforma en agua, el agua en aire y el aire en fuego.

Por el arco descendente de la rota, se forma el Rebis, que desciende posteriormente en forma de Rebis fuego, Rebis aire, Rebis agua y Rebis tierra Foliada, nutriendo así al contenido del vaso.

¿Qué es la fermentación?

La fermentación es el calor del Alkahest que se produce en una gran combustión que convierte a la materia en  una ciénaga de lúgubre humedad, surge de lo profundo de la tierra y descompone todo lo que toca, con ello se produce una atmosfera irrespirable.

La fuerza de la fermentación produce una fricción constante en el vaso de modo que la tierra comienza a hervir para que se pudra y disuelva lo pétreo.

La luz irradiada por el Alkahest alcanza los antros y abañales más secretos y profundos, y acorrala  a la negrura terrea, y la arrastra violentamente a la superficie surgiendo como la masa grisácea que es posteriormente irradiada por el Alkahest, en esta etapa el Alquimista siente interiormente que él mismo está en fermentación y se ve agobiado por la incomodidad y disgusto producido por su masa nauseabunda, que debe ser elevada y transformada en Rebis.

¿En qué consiste la inceración?

Incerar consiste en la permanente realización del solve et coagula de manera que se produzca la gradual acumulación de alimentación mercurial en el cuerpo del Alquimista y, consecuencialmente el vaso-cuerpo se transforma en tierra foliada o mercurizada, y la materia queda en un estado de naturaleza fundente para que absorba con mayor propiedad al Rebis o al Alkahest en su caso.

¿Qué es la iluminación?

La iluminación consiste en haber desarrollado un proceso de limpieza en el cuerpo o vaso a partir de una materia vulgar hasta alcanzar el primer estado de Rebis Blanco, y posteriormente continuar purificando a la materia con múltiples procesos continuados hasta alcanzar el Elíxir.

La iluminación radica en el siguiente proceso:

  1. Limpiar el cuerpo-vaso formado por una materia vulgar, hasta alcanzar el primer estado de Rebis Blanco.

  2. Continuar purificando la materia a través de variados procesos hasta arribar al Elixir Rojo.

 

 

 

Los comentarios están cerrados.

Regístrese en la comunidad
para recibir información y artículos sobre
Alquimia Tradicional de Alto Grado

Categorías