Get Adobe Flash player

Ireneo Filaleteo, cap 18 – II

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

Capítulo 18 Acápite 2

DEL HORNO O ATANOR FILOSÓFICO

 

Ireneo Filaleteo puntualiza:

1..- Que ha explicado con claridad desacostumbrada, las sutilidades filosóficas de la Alquimia Tradicional.

2.- Pero si no has vislumbrado las numerosas metáforas contenidas en los capítulos anteriores, no recogerás otra cosecha que la pérdida de tiempo, el gasto y la fatiga.

3.- Cuando dije, sin ninguna ambigüedad, que uno de los principios es el Mercurio (Alkahest) y el otro el sol (materia humana), que uno de ellos se vende vulgarmente (en la Vía Larga) y el otro es fabricado sólo por Nuestro Arte. Si no sabes cuál es el último (el fabricado exclusivamente por Nuestro Arte) ignorarás el secreto de Nuestro Secreto.

4.- Pero puedes, en su lugar, trabajar sobre el sol vulgar, ten cuidado de comprender el sentido de lo que digo, porque Nuestro Sol es un Oro de buena calidad, que resiste a todo examen, por lo que puede venderse (una vez reducido a metal) sin escrúpulos.

ANALISIS

 

1.- Filaleteo ha explicado con claridad desacostumbrada, las sutilidades filosóficas de la Alquimia Tradicional, cuya explicación va dirigida sólo a sus pares en el Arte Regio, excluyendo a los profanos.

Las sutilidades filosóficas son un conocimiento tan fino e impalpable, que es capaz de traspasar el tejido de la Alquimia, para llegar a comprender la interna y afinada elaboración de los múltiples procesos del Arte Real, de la materia del cuerpo humano o materia prima.

En otras palabras el laborante trasciende el pensar meramente  racional para adentrarse en un pensamiento intuitivo esto es, en términos masónicos, pasar de la Escuadra al Compás y, este paso se efectúa por la creciente cercanía que se tiene con el Alkahest, al escuchar la casi imperceptible voz interior, como la ayuda del Maestro Interno.

 

Escuadra y Compás, herramientas simbólicas del Francmasón: La Escuadra representa el mundo concreto y material, corresponde a los antros de la Vía Larga o del limitado pensamiento intelectual. En tanto que el Compás representa una percepción superior, intuitiva, de las esencias, y corresponde a la esfera de la Vía Corta.

2.- Pero debes tener cuidado, que la creciente profundidad del lenguaje alquímico, te permita captar y comprender nuevas facetas del sentir alquímico. Esto es así porque la alquimia, muchas veces, se explica a través de metáforas y debes agudizar tu percepción, para captar su sentido y alcance integralmente.

Toda metáfora, como los mitos, lleva escondidos bajo su piel un sentido diverso al que literalmente expresan las palabras que lo componen. La metáfora, se refiere a experiencias no explicables mediante el lenguaje ordinario, pues se dicen otras cosas de lo que parece que se dice, y guardan silencio al mismo tiempo.

En síntesis, se explica una materia para describir otra diferente, se trata de una narración alegórica que da a entender una cosa explicando otra.

Si no te das el trabajo, de discernir cabalmente el contenido metafórico de la Alquimia, no conseguirás otra cosecha que la pérdida de tiempo, el gasto y la fatiga.

3.-  Te he dicho sin ambages que Nuestra Alquimia, está constituida por dos principios básicos, que uno de ellos es el Mercurio, y el otro es el Azufre (sol) o materia que compone al vaso, y que uno de ellos, el oro vulgar o materia no elaborada, se vende usualmente durante el curso de la Vía Larga, y el otro principio es fabricado sólo por Nuestro Arte, es el Mercurio Interno, el cual no es vendible a terceros, y no se puede obtener a cambio de coronas o reinos, por ser un don de Dios que debes cultivar sólo para ti mismo y no es transmisible a terceros.

Ahora, si no sabes con certeza cuál es el uno y el otro, ignoras el secreto de Nuestro Arte.

4.- Debes saber con todo, que cuando tu materia fracasa en el  intento de llegar a ser Rebis, y se estanca y adhiere al estado de materia no elaborada o metálica, y que permanece en estado de un conjunto de pensamientos, acciones erróneas y abajadas, vale decir, se trata de un Oro metálico, puedes venderlo con provecho durante el curso de la oscurecida Vía Larga, donde siempre pueden transarse las tenebrosidades más embrolladas.

¿Qué quiere decir que Nuestro Oro puede venderse una vez reducido a metal, sin escrúpulos?

Aquí se trata de una materia seca, corrosiva y agresiva, que, sin haber sido sometida al proceso Alquímico mantiene viva y sin contrapeso a la maldad metálica que se ha apoderado de ella.

Esta materia metálica, que es un sol vulgar o tierra vulgar, que contiene todas las oscuridades, fatuidades, tendencias y actitudes que se pueden intercambiar o vender sin mayor escrúpulo, trastocándolas o intercambiándolas por otras, tan viles y abajadas como ellas, siempre que los contratos o actos de venta o de compra se realicen durante la Vía Larga, que no es sino un caldo de oscuridades engañosas.

También este oro o materia metálica, contiene un oro interno, que es absolutamente desconocido en los antros que proliferan en la Vía Larga.

Por otra parte hay ocasiones en que el Alquimista ha logrado la lucidez propia de Nuestro Oro, el término de Nuestro Oro, significa que para ser Nuestro ha de ser el fruto de Nuestro Arte, en el nivel máximo de lucidez y potencia propios de los secretos alquímicos, que son asequibles a la comprensión humana.

 

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.

Regístrese en la comunidad
para recibir información y artículos sobre
Alquimia Tradicional de Alto Grado

Categorías