Get Adobe Flash player

Ireneo Filaleteo Cap 17 – IV

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.

Capítulo 17 Acápite 4

DE LAS PROPORCIONES DEL VASO, DE SU FORMA, DE SU MATERIA Y DEL MODO  DE CERRARLO

 

1.- Filaleteo descalifica a aquellos que imprudentemente afirman que la labor alquímica tiene un costo menor que un ducado.

Esto significa que jamás han tenido ocasión de desarrollar la obra de principio a término, en su propia materia o cuerpo físico.

2.- Es cierto, por otra parte, que es importante agregar otras cosas que son necesarias a la Obra y que cuestan dinero.

3.- Pero, apoyándose en los filósofos, estas gentes pretenden que todo lo que cuesta caro es, en Nuestra Obra, engañoso.

4.- Para enjuiciar los costos que se discuten, es necesario precisar en qué consiste la Gran Obra.

Desde luego, formar la Piedra, pero más que nada consiste en descubrir la humedad en la que el oro se licúa, como el hielo en el agua tibia.

ANALISIS

Ciertamente hay personas desinformadas, que estiman que el desarrollo del Arte Real no puede costar más que un ducado.

 

Sin duda alguna hacen esta afirmación, porque nunca han experimentado por si mismos y de primera mano, el quehacer alquímico de principio a fin.

Con todo hay instrumentos necesarios para desarrollar la obra, que cuestan dinero, pero este dinero no es otra cosa que el esforzado trabajo y paciencia ilimitada empleada por el laborante.

Otros afirman que, en el campo de la Alquimia, todo lo que cuesta dinero es decir, transpiración y un pensar fatigoso, es engañoso, por cuanto el laborante no sospecha la carga de trabajo que se echa sobre sus espaldas.

Pero estos “opinantes”: ¿Qué saben estos sobre Nuestra Obra?

Nuestra tarea consiste en hacer la Piedra, meta que requiere un sinfín de trabajo como:

  • Unir el sol y la luna
  • Formar el Azufre
  • Liberar al Mercurio Coagulado
  • Formar los dos Rebis
Donum Dei s. XVII, La Gran Obra, Nuestra Obra , la Obra del Alquimista: NIGREDO, compuesto por sol y luna, es el círculo del sudor. ALBEDO, la gran carga metálica está comenzando a deshacerse y convertirse en Luz después de múltiples lavados ígneos. RUBEDO, en él predomina el invisible soplo Celeste, su trabajo consiste en fijar el Rebis en el Cuerpo de Luz o Vellocino de Oro.

En síntesis, se realiza el primer Régimen de Mercurio, o Solve et Coagula, con cuya práctica diaria se atrae la humedad o irradiación del Alkahest, que disuelve a la Materia No Elaborada, la que al licuarse provoca los sucesivos regímenes Alquímicos.

En esta labor perseverante y difícil, consiste Nuestro Actuar, que no es un hacer engañoso.

Los comentarios están cerrados.

Regístrese en la comunidad
para recibir información y artículos sobre
Alquimia Tradicional de Alto Grado

Categorías