Get Adobe Flash player

Ireneo Filaleteo Cap 19 – XIII

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.
Capítulo 19 Acápite 13

DEL PROGRESO DE LA OBRA DURANTE LOS PRIMEROS CUARENTA DÍAS.

Dice Filaleteo en este acápite 13:

La única dificultad que presentan los libros de los alquimistas sinceros, radica en:

  1. Todos presentan variantes cuando se refieren a un mismo régimen alquímico.
  2. Cuando describen una operación determinada, explican el régimen de otra.
  3. Todo este modo de hacer equivale a una red de estrechas y fuertes mallas, que te envuelven y encierran en las prisiones de la confusión y la ignorancia.
  4. El calor de nuestra Obra debe ser lo más suave posible para la naturaleza, si has entendido correctamente nuestra manera de operar.

 

ANÁLISIS                                     

Las dificultades que enumera Ireneo son claras y no requieren de explicaciones.

Igualmente, aparece obvio que tales argucias desorientadoras, confunden al alumno que enfrenta, por primera vez, al Arte Real, sobre todo, como se ha dicho, se le enseña una operación y se le explica el régimen alquímico de otra.

Profundizando estos engorros, debe denunciarse un acto aún más reprensible: El que la mayoría de los textos clásicos de esta naturaleza, omitan exponer el Primer Régimen de Mercurio, comenzando engañosamente su discurso con el Segundo Régimen de Mercurio, el Régimen de Saturno y, de este modo, continúan presentado los cinco Regímenes Alquímicos restantes, que son sólo efectos del Primer Régimen de Mercurio.

Al prescindir explicar el Primer Régimen de Mercurio, se priva al estudiante del conocimiento necesario para poder atraer hacia sí el caudal  formidable del Disolvente Universal, para que toque a su Mercurio Menor o Mercurio Interno Coagulado y producir la combustión interna que fundamenta a toda  la Gran Obra.

Sin el debido conocimiento y manejo de este Primer Régimen de Mercurio, o Solve et Coagula, o palabra perdida (verbum perdidit) de los francmasones, no hay Alquimia, ni Alquimista.

Si no se enseña a ejercitar diariamente el Solve et Coagula, todo estudio y memorización de los procesos alquímicos, quedan reducidos a una colección de conceptos mentales muy ordenados y convincentes, pero reducido sólo bellas e intelectuales frases, carentes de toda vida y efectiva operatividad que hace del ferviente buscador, un hombre sin pies ante una labrada reja metálica, que le impide ingresar a la Rosaleda de los Sabios.

ATALANTA FUGIENS, Figura 27 El emblema de esta Figura expresa: “El que intenta  entrar en la Rosaleda de los Filósofos sin la llave, es como el hombre que quiere caminar sin pies”.  El epigrama añade: “La rosaleda de la filosofía abunda en flores de diversa especie, pero su puerta siempre está cerrada con firmes candados. Su única llave es tenida en el mundo por cosa vil. Sin ella, caminarás como sin pies. Intentarás alcanzar el parnaso en vano, tú que apenas puedes mantenerte en pie en el suelo”.
       

Se suma a lo anterior, la circunstancia de que los autores clásicos, después de concluir sus tratados, los seccionaban en tres o más partes, y ponían, a modo de ejemplo, la primera parte al final, la segunda al principio, y la tercera, al medio.

Debido a lo anterior, este tipo de libros resultan indescifrables para los profanos, que desean  iniciarse por sí mismos en esta disciplina.

El lenguaje que se utiliza en estos textos es muy diferente al lenguaje humano usual. Esta desigualdad era fomentada y atizada por los autores, que no deseaban que este conocimiento sagrado se distribuyera a granel a todos los profanos que manifestaran el deseo de conocerlo, sobre todo si se vivía en un ambiente extremadamente riguroso y arbitrario, que condenaba a muerte a quien fuera alquimista o tan sólo pareciera serlo.

Sin perjuicio de lo precedente, los Sabios intuían que el explicar el Arte en palabras llanas y no en secretos símbolos rayaba casi en la impiedad.

Estos antiquísimos volúmenes estaban, más bien, destinados a ser intercambiados entre los mismos Alquimistas de alto coturno, a fin de comunicarse sus mutuas experiencias.

Ireneo Filaleteo Cap 19 – XII

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.
Capítulo 19 Acápite 12

DEL PROGRESO DE LA OBRA DURANTE LOS PRIMEROS CUARENTA DÍAS.

En este punto 12, Ireneo Filaleteo dice:

  1. En la tercera rotación de la Rueda, hallarás lo mismo (que) en las (otras) dos.
  2. Con la diferencia que en el primero la encontrarás en siete meses.
  3. Mientras que te hará falta un año y medio, si no dos, para encontrarlo en el segundo.
  4. Conozco las dos vías, pero te aconsejo la primera como lo más fácil para la gente ingeniosa.
  5. Y he descrito la más difícil para no atraer sobre mi cabeza el anatema de todos los Sabios.

 

ANÁLISIS:

        ¿Qué es la Rota?

La Rota es la Rueda Microcósmica o vía circular, donde se purifica a la materia del vaso o cuerpo.

El circular en esa rueda, bajo la constante irradiación del Alkahest, hace que tu tierra o materia se desplace dese su estado de caos, hasta su completa espiritualización.

Se puede decir  que el rotar de las ruedas microcósmicas es uno solo, pero los tratadistas clásicos  con el propósito de hacer más fácil la captación del proceso alquímico, indican que las ruedas tienen tres distintas formas de rotación.

En el interior del hombre y de la mujer hay tres rotas, que se representan simbólicamente en el templo de Salomón y en los templos francmasónicos. En efecto estas tres rotas se encuentran dentro de las columnas Huecas Boaz y la del Medio. (La Columna Hueca Jakin, carece de rota).

En la primera etapa o división de la alquimia, aquella que se extiende a partir de las Palomas de Diana, hasta la formación del Re bis Blanco, en este lapso temporal, interactúan las columnas huecas Boaz y Jakin, la primera, Boaz posee una rota, en tanto que Jakin carece de ella. Ambas columnas desaparecen cuando se inicia el trabajo de la Columna del Medio., durante la segunda di visión de la alquimia, desde el Rebis Blanco al Rebis Rojo.

Esta columna hueca del Medio, posee dos rotas, una inferior y otra superior. En la rota inferior de la Columna del Medio, se gesta el desarrollo del Rebis Blanco para transformarse en Rebis Rojo, y en la rota superior de la columna hueca del Medio, se prepara al Rebis Rojo para que se una conscientemente al Alkahest.

Quien desconozca los senderos de la Rota, quien, mediante ella no sepa pulir su Piedra, no es Maestro en el Arte Real. Las transformaciones que la Rota imprime a cada gránulo de nuestra materia, es la labor que nos impulsa para trascender una vida común y  lograr otra superior. Allí se gesta la superior transformación humana, que es una tarea necesariamente individual. (Las Cuatro Alas de Mercurio – 2012, Ed. Trafford)

En relación a las tres Rotas, ya especificadas, Filaleteo dice lo siguiente:

1.- El trabajo efectuado por la Tercera Rotación, esto es, el giro de la tercera Rota, situada en la parte superior de la Columna Hueca del Medio, tiene por objeto unir conscientemente al Rebis Rojo con el Alkahest.

2.- En tanto que el trabajo llevado a cabo por la Primera Rotación o giro de la Rota situada en la Columna Hueca Boaz, tiene por objeto la formación del Azufre, a partir de la luna y el sol vulgares, es un proceso mucho más largo, que el efectuado en las Rotas segunda y tercera, porque debe trabajarse en una materia muy dura y oscura.

3.- En la Segunda Rotación, o giro de la Rota situada en la parte inferior de la Columna Hueca del Medio, se trabaja con mayor soltura y liviandad, porque la materia ha sido suficientemente mente fustigada en el Círculo del Sudor o Vía Larga.

4.- Ireneo Filaleteo dice conocer las dos Vías, la Larga y la Corta, pero aconseja iniciar el trabajo del Arte Real, por la Vía Larga, camino tedioso y difícil, por la naturaleza indómita del los elementos que la componen.

5.- Finalmente, Filaleteo no se refiere, en este acápite, al proceso  a la tercera Rota o Tercera Revolución, atingente a la Rota situada en la parte superior de la Columna del Medio, y que tiene por objeto unir conscientemente al Rebis Rojo con el Alkahest, que es un proceso mucho más rápido que los anteriores, pero más difícil de comprender.

Ireneo Filaleteo Cap 19 – XI

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.
Capítulo 19 Acápite 11

DEL PROGRESO DE LA OBRA DURANTE LOS PRIMEROS CUARENTA DÍAS.

 

En este acápite 11,  Filaleteo indica que:

  • En el reino metálico hay una cosa de admirable origen.

Esa cosa cuando alcanza el desarrollo denominado “Nuestro Sol” está mucho más cerca de su objetivo (Ser puro Mercurio) que cuando estaba al nivel del sol y luna vulgares.

  • Si la buscas (a esa cosa admirable) la encontrarás en la hora de su nacimiento.

Es decir, cuando el mercurio que está contenido en “Nuestro Sol“ se funde como hielo en el agua tibia, al ponerse en contacto y ser absorbido por el otro  núcleo del Rebis, o “Nuestro Mercurio”.

El cuerpo que se forma, por esta unión o Boda Alquímica, se denomina  Rebis Rojo, y tiene algo de nuestro oro, por ser uno de sus progenitores “Nuestro Sol”.

  • Toda esta operación ni siquiera se vislumbra cuando te ocupas de las operaciones propias del sol vulgar.
  • Este es Nuestro Oro, buscado por el camino más largo, pero no tan potente como el que la naturaleza nos ha dado.

 

ANÁLISIS.

 

1 Bajo la Armadura Negra, empotrada en el reino Mineral, o Lunar, se encuentra una “cosa de notable origen” o notable prosapia, designada como Mercurio Coagulado.

¿Y qué es este Mercurio Coagulado?

Es tu Ser más ennoblecido, que deambula aprisionado en un tosco féretro de piedra, que impide que tus tesoros internos se manifiesten al exterior.

Descripción del artesón 4 de la Segunda Serie del Castillo de Dampierre: SIC.LVCEAT.LUX.VESTRA. EL CELEMIN QUE OCULTA LA LUZ.  Este celemín está puesto boca a bajo, cubriendo a una vela encendida.El celemín representa a nuestra materia envolvente, compuesta por minerales y metales que aprisionan, paralizan y coagulan a ese nuestro purísimo Mercurio interno que tenemos todos los seres humanos.

Así encerrado en una móvil prisión, estrecha y obscura, llevas, vida tras vida, una desmedrada existencia que, durante innúmeros ciclos te envuelve en zarrapastrosos harapos, o en suntuosos armiños que, indistintamente tiñen tus actos con tenebrosos, pesados y mecanizados tintes.

2.- Si buscas esa cosa o Mercurio Interno, cuya corteza de suciedad está en tratamiento, debes saber que se encuentra muy cerca de su nacimiento, cuando participa de los quehaceres del Rebis Blanco nacer a la luz, cuando forma parte de “Nuestro Sol”.

3.- En cambio, está muy lejos de su objetivo cuando tiene el rango de sol vulgar.

4.- Este es Nuestro Oro (Rebis Rojo) buscado por el camino más largo (la suma de la vía larga y la corta) pero no tan potente como el que la naturaleza nos ha dado. (aún falta perfeccionarlo).

Ireneo Filaleteo Cap. 19 – X

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.
Capítulo 19 Acápite 10

DEL PROGRESO DE LA OBRA DURANTE LOS PRIMEROS CUARENTA DÍAS.

 

               Filaleteo sostiene que:

  1. “Nuestra Piedra Filosofal está” (latente)en todos los metales y minerales”.
  2. “Ya que se puede extraer esta Piedra Filosofal de Nuestro Sol próximo”, (o sea, más cercano a la Piedra Filosofal, es decir aquél Nuestro Sol  que conforma el Núcleo azufroso del Rebis  Primero  o Rebis Blanco).
  3. “Nuestro Sol se encuentra” (virtualmente) “en todos los metales vulgares”.
  4. “Pero la Piedra Filosofal está más cerca en el Oro y en la Plata”.
  5. “Flamel dice que algunos han trabajado en el régimen de Júpiter y otros en de Saturno; yo les digo que trabajé en el sol y lo encontré.”

 

ANÁLISIS

1.- Es sabido, fehacientemente, que en la región Celestial u Origen, existe un Arquetipo o Modelo para cada forma de vida existente en la superficie terráquea y sus altas cumbres, como  en las profundas e insondables  oquedades marinas.

Con respecto al hombre y la mujer, el Arquetipo del Hombre Rojo, o perfecto,  se proyecta al hombre y mujer terrenal de manera que, en el interior cada cual está todo el potencial celeste, pronto a desarrollarse.

En otras palabras, dentro de cada humano está plasmado el molde de su quehacer (vida tras vida) de modo que aunque su parte metálica y mineral le limite, tiene en sí ese germen en forma de semilla,  siempre pronto a activarse, a condición que el alquimista tenga el conocimiento suficiente para invocar  y atraer hacia sí al Mercurio Superior o Alkahest, poseedor de todo el conocimiento celeste.

Atalanta Fugiens, El Emblema 33  puntualiza: “He aquí al hermafrodito como muerto, yaciendo en las tinieblas, necesitado de fuego”.  El Fuego es el generador e impulsor de la Vida en la Piedra. Si bien la Piedra está constituida por dos materias (el contenido masculino y el femenino). Cuando es imantada por el Alkahest, la Piedra actúa como una sola energía, encargada de elevar la parte obscurecida de la tierra.

Con su inconcebible poder, ese Alkahest, es capaz de descomponer la pestilencia que cubre a nuestro Mercurio Interno Coagulado y multiplicar la Esencia Divina que existe adormida en el interior del ser humano, aspecto que es el único indestructible en nuestra propia composición.

2.- De acuerdo a lo anteriormente anotado, la Piedra Filosofal está de una manera holística, en cada partícula de todos nuestros metales y minerales, presentando en cada y toda sus partes, sus completos poderes y es, por eso, que esa gran presea puede comenzar a ser trabajada a través del sol vulgar, dentro de la Vía Larga, hasta arribar a La formación de Nuestro Sol, en la vía Corta.

3.- Este Nuestro Sol, también se encuentra presente virtualmente en todos los metales.

4.- Pero, indiscutiblemente Nuestro Sol y Nuestro Mercurio, que equivalen a Nuestro Oro  y a Nuestra Plata, son los que están más cerca de la Piedra Filosofal.

5.- Algunos Filósofos, y Flamel, entre otros, se refieren al trabajo propio de otras etapas superiores, como en el Régimen de Júpiter y otras inferiores, como el trabajar con el Régimen de alquímico de Saturno.

Con el trabajo realizado en el Régimen de Júpiter se obtiene a un estado interior, aspecto que intensifica la pureza de la materia que, a esas alturas, ya no pierde su energía en divagaciones inútiles.

Por otra parte, el Régimen Alquímico de Saturno, simboliza a un metal imperfecto, difícil de disolver por su extremada dureza. En general no es apto para ser empleado en el curso del Arte Real.

Se le compara con la Piedra Bruta. Estamos hablando de una tarea trabajosa y tediosa que  comienza desde el inicio mismo de la Vía Larga.

Finalmente, Ireneo Filaleteo nos comunica: “Yo digo, en verdad, que trabajé en el sol y lo encontré.”

Ireneo Filaleteo Cap 19 – IX

REFLEXIONES MENORES SOBRE LA ENTRADA ABIERTA AL PALACIO CERRADO DEL REY.

EDITOR: FRITZ GOTTLIEB.                            AUTOR: APIANO LEON DE VALIENTE.
Capítulo 19 Acápite 9

DEL PROGRESO DE LA OBRA DURANTE LOS PRIMEROS CUARENTA DÍAS.

 

En este acápite nueve, del presente capítulo, Filaleteo dictamina:

 “Así pues, aquellos que hablan de sol vulgar –como lo hacemos alguna vez en este tratadillo, y como lo han hecho Artefio, Flamel, Ripley y  muchos otros- no lo entendemos de otro modo que éste:”

               “Que el Sol Filosófico o Rebis Blanco, debe hacerse de sol vulgar (ya desarrollado en “Nuestro Sol” por someterse a permanentes licuefacciones) y de “Nuestro Mercurio”.

               “La irradiación constante del Alkahest sobre “Nuestro Sol” y “Nuestro Mercurio, les transforma en un azufre y en un azogue (mercurio) fijos, incombustibles y en una tintura a toda prueba.”

Detalle del manuscrito Ripley. George Ripley (1415-1490), fue un monje agustino en Yorkshire (Inglaterra), dedicó buena parte de su vida a desentrañar los intrincados secretos del Arte Real o Alquimia
Imagen relacionadaNicholas Flamel (Francia: 1330 – 1418) como se le representa en el portal de Sainte-Geneviève
des Ardens (De Étienne François Villain, 1761). Flamel fue un alquimista al que se
le ha atribuído la creación de la “Piedra Filosofal”.
      

   ANÁLISIS:

               Aquellos que hablan del sol vulgar, se refieren al sol y la luna vulgares, que son dos naturalezas opuestas y complementarias, una mineral (la luna), la otra, metálica (el sol). Dos principios que son imprescindibles en el desarrollo de la Obra Alquímica.

Ambas naturalezas deben fusionarse, para dar nacimiento al Azufre, que avanza en su grado de purificación, para llegar al estado, aún inmaduro. del León Verde, para limpiar y liberar al mercurio coagulado sito en la Columna Hueca de Jakin, y ambos, ya fuera de sus  respectivas columnas, se transformen en el núcleo de Azufre y en núcleo de Mercurio del Reis Blanco, respectivamente, como resultado del proceso ya descrito.

 

El Rebis Primero es nuestro Sol Filosófico o Rebis Blanco, resultado del proceso ya descrito.

Mediante la transformación que experimenta el núcleo azufroso del Rebis Primero, al ser licuefactado repetidamente, se transforma en Rebis Segundo o Rebis Rojo.

Regístrese en la comunidad
para recibir información y artículos sobre
Alquimia Tradicional de Alto Grado

Categorías